Zapatero y el "optimismo" ante la crisis

El encantador de serpientes

El resultado es que, además de Zapatero, el único optimista en España ante la crisis es... Emilio Botí­n.

0
0 votos
28-01-2009
Publicidad
Sólo dos personas se manifiestan optimistas ante la crisis. El primero es Emilio Botín, presidente del Banco de Santander, que en un correo donde felicitaba el año nuevo a los principales ejecutivos del banco, les incitaba a aprovechar las oportunidades para escalar más posiciones en la jerarquía financiera mundial. El segundo es José Luis Rodríguez Zapatero, que ayer en un acto en San Sebastián no dudó en asegurar que “España va a salir de la grave crisis económica con fuerza”.
Cada vez que Zapatero se manifiesta “optimista” ante la evolución de la crisis, debemos temernos lo peor.
Cuando en octubre se anunció que el paró alcanzaba a 2,5 millones de trabajadores, el presidente del gobierno se mostró optimista alegando que “el pesimismo no crea puestos de trabajo”. Desde entonces, se han generado 700.000 parados más.
Poco tiempo después, aseguró que “los pronósticos esperan que volvamos a la senda del crecimiento en la segunda mitad de 2009”. Hoy, todos los organismos internacionales anuncian para España una recesión mucho más profunda que en el resto de países, prolongándose hasta el 2010.
Zapatero parece un encantador de serpientes, predicando optimismo con una mano y apretando todavía más con la otra.
El gobierno se ha negado a tomar una sola medida que cambie el modelo económico, basado en un hipertrofiado desarrollo de la construcción, que nos ha convertido en el país más endeudado del mundo, haciéndonos más vulnerables ante la crisis.
El resultado es que, además de Zapatero, el único optimista en España es... Emilio Botín.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad