Televisión

Terroristas en la Televisión Pública

¿Es justo que una televisión autonómica pueda servir como altavoz de asesinos convictos que justifican su barbarie?

0
0 votos
25-01-2009
Publicidad
Los documentales que emitió la televisión pública catalana (TV3) durante 2007 y 2008, sobre la historia de la banda terrorista Terra Lliure, desataron una fuerte polémica en su momento. En los reportajes se contaba la historia de la organización, a partir del testimonio de sus integrantes. La inmensa mayorí­a de los entrevistados, aprovechó la emisión para defender y justificar los más de 200 atentados, que durante 15 años se realizaron, y que costaron la vida a una persona e hirieron a casi a un centenar. El debate debe seguir vigente, se cuestiona la cantidad de violencia ficticia que aparece en televisión, pero ¿es mejor la apologí­a de la violencia real, disfrazada de documental histórico? Los documentales que emitió la televisión pública catalana (TV3) durante 2007 y 2008, sobre la historia de la banda terrorista Terra Lliure, desataron una fuerte polémica en su momento. En los reportajes se contaba la historia de la organización, a partir del testimonio de sus integrantes. La inmensa mayorí­a de los entrevistados, aprovechó la emisión para defender y justificar los más de 200 atentados, que durante 15 años se realizaron, y que costaron la vida a una persona e hirieron a casi a un centenar. El debate debe seguir vigente, se cuestiona la cantidad de violencia ficticia que aparece en televisión, pero ¿es mejor la apologí­a de la violencia real, disfrazada de documental histórico?
El mismo Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), órgano público regulador de todas las emisiones que se hacen en la comunidad, elaboró un informe revelando los datos de la incipiente parcialidad con la que se abordo el tema. En su informe, el CAC asegura que la voz en off que sirve de hilo conductor en el documental utiliza el mismo vocabulario que los ex integrantes de la organización terrorista, de manera que habla de "acciones armadas" en lugar de atentados y de "activistas" y no de terroristas.
 
En el primer documental emitido, “Terra Lliure: Punt Final”, de las 31 personas entrevistadas, sólo una era victima de sus atentados. Frente a las 30 que representaban a miembros de la banda, políticos afines a ella o analistas aparentemente “neutrales”. El número de opiniones que se consideran favorables a Terra Lliure llegan a 57. No obstante ningún órgano consideró que se tratara de una apología del terrorismo, y el CAC se limitó al citado informe de “reproche”, por no ajustarse a la misión de servicio publico que tiene la cadena autonómica, y contener información “parcial, insuficiente y sesgada.”
 
No contentos con esto, TV3 volvió a emitir hace unos meses un nuevo reportaje, “Retorn a la Terra Lliure”. El documental fue mucho más allá que su antecesor ya que ahondaba en distintos aspectos de la banda. Así, los autores del reportaje entrevistaban con detenimiento a cinco de los fundadores, ideólogos y los militantes más activos de aquella organización.
 
¿En que consiste exactamente el servicio público, un medio financiado por los ciudadanos? ¿Pueden mostrarse, como parte de la cultura y la historia de un país, a sus más famosos asesinos en horario de máxima audiencia? Y si es así, ¿Por qué no se les llama asesinos?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad