Premio Goya 2009 Mejor Actriz por "Camino"

Entrevista a Carmen Elí­as

"Me siento premiada por haber participado en ese rodaje. Yo creo que con el tiempo "Camino" será un clásico"

0
0 votos
02-02-2009
Publicidad
 Entrevista a Carmen Elí­as
Compites por el Goya con Ariadna Gil, Maribel Verdú y Verónica Echegui. ¿Cómo ves tus posibilidades?
 
No quiero ni pensar en ello. Prefiero disfrutar de la nominación, no pienso en competir. El día de los premios me pondré muy nerviosa, pero hasta entonces no lo pienso. Estoy en una terna sólida. Eso es bonito
 
Empezaste tu andadura en Barcelona, en el Institut del Teatre, con eminentes profesores como Boadella. ¿Cómo valoras esos años?
 
A mi me marcó mucho. Significó una nueva etapa en el teatro de Cataluña, y creo que también para el resto de España. Creó una importante escuela de actores vocacionales.
 
Tres décadas y mas de 30 títulos cinematográficos a tus a espaldas, entre ellos “El rey pasmado”, “Los peores años de nuestra vida”, “La flor de mi secreto”, “Pepe Carvalho”, amen de obras teatrales y varias series de TV. Especial popularidad te dio la serie “Turno de oficio”, de Antonio Mercero. Háblanos de tu trabajo en ella.
 
Fue una sorpresa para mí y para todos. Nos emitían en la segunda, que entonces era la cadena de las series modestas. Y arrasó. Claro que teníamos a Mercero de capitán de barco, que es un maestro en éxitos televisivos.
 
Con “Camino te has enfrentado a un personaje particularmente complejo: la madre que se debate entre sus convicciones religiosas por su afiliación al Opus Dei, y el deseo de no perder a su hija, presa de una enfermedad terminal. ¿Cómo ves a Gloria?
 
Es un personaje con muchos matices. Está tratado con una gran delicadeza. Tiene efectivamente unas fuertes convicciones religiosas, firmes hasta el final, pero va evolucionando en sus decisiones por el amor hacia su hija. Es un gran personaje, no es de una sola pieza, está en dilema permanente.
Javier facilitó mucho el trabajo. Me siento premiada por haber participado en ese rodaje.
 
El cariño y la ternura con el que en la película es tratado, no ya el personaje de la niña, que por supuesto, sino el tuyo, con todas sus contradicciones, es manifiesto. ¿Por qué crees entonces que algunos sectores del Opus Dei han arremetido contra “Camino”?
 
Es difícil verse retratado. Yo creo que a esos sectores les ha pasado eso. Hay que ser muy abierto para aceptar tu retrato hecho por otros. Les ha producido rechazo ver la parte que no les gusta de sí mismos.
 
Fesser tiene una sensibilidad exquisita. Yo creo que con el tiempo “Camino” será un clásico
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad