No solo como deber moral sino para que no se repita

Un juicio justo para las ví­ctimas del metro

La titular del Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, Nieves Molina, desestimó el pasado 17 de septiembre la petición de la Fiscalí­a de reabrir el caso.

5
3 votos
22-10-2013
Publicidad
Como denuncia la Asociación de Ví­ctimas del 3 de Julio de 2006 en su manifiesto del 10 de octubre de 2013: "la juez Nieves Molina decidió rechazar la petición de la Fiscalí­a de reabrir la investigación del accidente pero en cambio, el perito, dice que los datos que FGV no le facilito eran necesarios para la realización de su Informe Pericial, para determinar si existieron fallos estructurales en la unidad de metro UTA 3736 Una nueva pericial determinarí­a si el estado de la unidad siniestrada fue un factor en las causas que produjeron el accidente, y determinarí­a qué personas de Metro Valencia, debieron adoptar las medidas necesarias para garantizar que la unidad siniestrada circulara con plenas garantí­as de seguridad".
 Concentración de la asociación de ví­ctimas del dí­a 3 de Junio de 2013.
Concentración de la asociación de ví­ctimas del dí­a 3 de Junio de 2013.
Como denuncia la Asociación de Ví­ctimas del 3 de Julio de 2006 en su manifiesto del 10 de octubre de 2013: "la juez Nieves Molina decidió rechazar la petición de la Fiscalí­a de reabrir la investigación del accidente pero en cambio, el perito, dice que los datos que FGV no le facilito eran necesarios para la realización de su Informe Pericial, para determinar si existieron fallos estructurales en la unidad de metro UTA 3736 Una nueva pericial determinarí­a si el estado de la unidad siniestrada fue un factor en las causas que produjeron el accidente, y determinarí­a qué personas de Metro Valencia, debieron adoptar las medidas necesarias para garantizar que la unidad siniestrada circulara con plenas garantí­as de seguridad".

La asociación de víctimas denuncia cómo, con 43 muertos y 47 heridos, se saldó con la responsabilidad para el conductor, muerto en el accidente, y el exceso de velocidad como única explicación.

Pero hay evidencias que desmienten la explicación. El sistema de seguridad de la línea 1 era el FAP, 40 veces más barato que el ATP, utilizado en el resto de metros de España que habría evitado el accidente.

En el juicio, la empresa (FGV) desmintió la existencia de descarrilamientos anteriores, sin embargo los hubo, tres al menos. El Ministerio Fiscal, en su recurso de apelación al auto de no reapertura del juicio incluye declaraciones del perito judicial en las que éste asegura que FGV no les facilitó datos sobre los descarrilamientos de la UTA.

Por último los cristales de la unidad se desprendieron actuando como autenticas guillotinas. Técnicos de FGV denuncian como se habían cambiado hace poco con un sellado defectuoso."Hay pocas dudas de que la falta de inversión y mantenimiento ha tenido que ver como una de las causas determinantes del accidente"

El accidente se saldo con una comisión de investigación de 5 días, y un juicio sobre el que hay denuncias de cómo los expertos fueron preparados por la consultora HM&Sanchis para eximir de toda responsabilidad a Camps y los dirigentes del PP, cargando sobre el conductor muerto, y a los dirigentes de FEVE que no invirtieron lo necesario en seguridad poniendo en riesgo a los ciudadanos. Ambos manipularon y mintieron en la comisión y el juicio.

Es necesario un juicio que depure las responsabilidades y repare el daño de las víctimas. Como deber moral y para que no se repita otra vez.

Se ha reducido la inversión en Metro Valencia y considerablemente la plantilla. Hay pocas dudas de que la falta de inversión y mantenimiento han tenido que ver como una de las causas determinantes del accidente, por ejemplo por no hacer la inversión necesaria para instalar el sistema ATP. ¿Cómo se va a garantizar la seguridad con más recortes?

Dicen que no hay dinero pero es una gran mentira. El metro es un medio de trasporte esencial en una ciudad del tamaño de Valencia; y único para muchas poblaciones, sobre todo la línea 1, la más abandonada y la que sufrió el accidente. Por ejemplo reduciendo gastos superfluos, sueldos o dietas de los altos cargos y diputados… Hay alternativa es cuestión de voluntad política llevarla adelante.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad