Fracasa el plan de rescate del gobierno de Brown

El Reino Unido entra en recesión

Esta caí­da, sucede después de que el gobierno de Brown haya inyectado otros 100.000 millones de libras

0
0 votos
24-01-2009
Publicidad
El Reino Unido, hasta ahora la potencia europea que estaba respondiendo de forma más eficaz ante la crisis, está oficialmente en recesión después de que el Producto Interno Bruto (PIB) registrase una caí­da del 1,5 por ciento en el último trimestre del 2008, el segundo trimestre consecutivo de descenso.
 (EFE) Gordon Brown, Primer Ministro de Reino Unido
(EFE) Gordon Brown, Primer Ministro de Reino Unido
El Reino Unido, hasta ahora la potencia europea que estaba respondiendo de forma más eficaz ante la crisis, está oficialmente en recesión después de que el Producto Interno Bruto (PIB) registrase una caí­da del 1,5 por ciento en el último trimestre del 2008, el segundo trimestre consecutivo de descenso.
Esta caída, que afecta a todos los sectores de la economía británica, sucede después de que el gobierno de Brown haya aprobado un segundo plan de rescate de la banca, lo que no ha evitado que los mercados bursátiles hayan registrado fuertes descensos. Al estar fuera de la zona euro, la libra esterlina alcanzaba la cifra más baja en 25 años frente al dólar (1,361 dólares por una libra).

El primer plan de rescate de Gordon Brown puso sobre la mesa 400.000 millones de libras -444.000 millones de euros al devaluado cambio actual de la libra-. Aquello logró salvar del colapso al sector financiero, pero no normalizó el crédito ni contuvo la recesión. Esta semana el gobierno inglés ha inyectado otros  100.000 millones de libras (111.000 millones de euros) para créditos nuevos y  para asegurar los activos tóxicos de la banca. Pero ni por ésas.

La caída más fuerte la ha registrado un peso pesado de los grupos financieros. Barclays ha perdido en dos semanas dos tercios de su capitalización bursátil -sus cuatro mayores inversores han perdido un total de 8.500 millones de libras (9.100 millones de euros)- y podría quedar a merced de los inversores del Golfo Pérsico.

Los expertos temen que el 2009 sea peor que el 2008 y pronostican que la economía puede registrar una contracción de entre el 2 y el 3 por ciento, lo que supondría el peor descenso desde la Segunda Guerra Mundial, y colocaría a Reino Unido en cifras porcentuales similares a Alemania, que también anunció esta semana un crecimiento negativo de su economía de un -2,25%. 

 Además, hubo un fuerte incremento del desempleo, que se sitúa actualmente en el 6,1 por ciento de la fuerza laboral británica, aunque esta cifra -correspondiente a los meses entre septiembre y noviembre- no incluye a las personas que perdieron el empleo el pasado diciembre y durante enero. La cifra del paro se sitúa actualmente en el punto más alto desde 1997, cuando los laboristas llegaron al poder.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad