Euskadi. Plan de Empleo Local

Ladrillo para hoy, hambre para mañana

como salvar las constructoras de la quiebra a costa del empleo productivo

0
0 votos
23-01-2009
Publicidad
Este sábado se cierra el plazo de presentación de proyectos por parte de los ayuntamientos, para el Fondo de Inversión Local aprobado por el Gobierno Central, que cuenta con un presupuesto total de 8.000 millones de euros. Esto es un fondo destinado a sufragar proyectos de obras públicas que está orientado a crear puestos de trabajo directos.
 Foto Efe
Foto Efe
Este sábado se cierra el plazo de presentación de proyectos por parte de los ayuntamientos, para el Fondo de Inversión Local aprobado por el Gobierno Central, que cuenta con un presupuesto total de 8.000 millones de euros. Esto es un fondo destinado a sufragar proyectos de obras públicas que está orientado a crear puestos de trabajo directos.
El día 19 comparecía en rueda de prensa el alcalde de San Sebastián Odón Elorza y Elena Salgado, ministra de Administraciones Públicas. Salgado explicó que los consistorios del País Vasco han presentado hasta el momento 300 solicitudes para sufragar proyectos en 68 municipios, estos proyectos cuentan con un presupuesto de 163.366.337 euros y supondrán la creación de 2.913 puestos de trabajo (solo en EREs en Euskadi van ya 13.000 trabajadores)

El tejido industrial se destruye en un Euskadi, pero Odón Elorza detalló algunas características de los 47 proyectos que agotan 32,4 millones de euros que su ayuntamiento va a recibir. Proyectos dedicados sobretodo a barrios “y que han sido en su momento objeto de reivindicación por parte de la ciudadanía, entidades de vecinos y colectivos sociales”. Destacan las obras de incorporación del colector general de Ulía al desvío de las aguas pluviales de la regata de Zubiaurre, la construcción de pistas exteriores en la calle Felipe IV y la urbanización complementaria al Parque de Bomberos, así como el vial de acceso al mismo o la rehabilitación del conjunto de murallas de Urgull, entre otros.
 
Es posible que fuesen reivindicaciones de barrios y que mejoren la calidad de vida, pero ¡señores! ¡La gente se está quedando sin trabajo!, que no tengan la desfachatez de hacer oídos a las reclamaciones ciudadanas ¿no serán algunas constructoras quién se está haciendo con la ejecución de los proyectos? Son migas para hoy y hambre para mañana, no potencia en ningún caso la producción de riqueza y empleo y genera más gasto público. Desde el Estado e instituciones salen planes de rescate, conocemos los de los bancos, y esto no es más que un plan de rescate encubierto para las constructoras. Para cuándo un plan serio a largo plazo que cambie la estructura de nuestra economía, basada en el ladrillo en los últimos años y que ya hemos visto el resultado dado. Si esto no se dirige desde ahí la gente seguiremos pagando las consecuencias.

Claro por supuesto aquí todo el mundo se sube al carro, dos de los proyectos autorizados han sido a ayuntamientos gobernados por ANV, Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) y Bera de Bidasoa (Navarra), de los que Salgado recalcó que uno de los requisitos es un cartel que ponga “Gobierno de España Plan de estímulo de la Economía y del Empleo”. Nunca más claro, “quien paga, manda”.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad