Salud

Anfetaminas a los Niños para que se porten bien

La respuesta de la sanidad pública parece rubricada por la Bayer; "soma" para "un mundo feliz".

0
0 votos
23-01-2009
Publicidad
El metilfenidato, una anfetamina, es el tratamiento para los niños y adolescentes diagnosticados trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Hasta aquí­ todo correcto; pero si usted tiene a quince niños entre hijos, sobrinos, nietos y ahijados, probablemente a uno le habrán prescrito esta medicación. El metilfenidato, una anfetamina, es el tratamiento para los niños y adolescentes diagnosticados trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Hasta aquí­ todo correcto; pero si usted tiene a quince niños entre hijos, sobrinos, nietos y ahijados, probablemente a uno le habrán prescrito esta medicación.
Sorprende la cifra española, el 6% de los niños y adolescentes padecen éste trastorno, pero es poca cosa comparado con el 20% de Estados Unidos o el 18% de Alemania, en estos países tan avanzados uno de cada 5 sobrinos, hijos, nietos, sufren: hipercinesia (se mueven mucho), inatención e impulsividad, que son los síntomas del trastorno, y se les receta un medicamento que les tranquiliza, les paraliza, les “domestica” y hace que “funcionen” mejor.
 
Paradójicamente en México, país en vías de desarrollo, se ha aprobado una ley que multará a los docentes y escuelas que indiquen tratamiento médico o medicación por hiperactividad. Esta diferencia de criterios entre países también existe entre profesionales de la sanidad y educadores, muchos de los cuales alertan de los peligros de la medicalización de los problemas de la infancia. En lugar de, educar y poner límites a los niños, se orienta a familias y profesores, que con una pastillita se repara al chaval, en vez de aprovechar esa energía desbordada, esa inmensa creatividad en potencia, se prefiere bloquear la fuente de problemas, aunque se seque también el manantial del desarrollo.
 
Recientemente el Ministerio de Sanidad y Consumo ha aprobado una resolución en la que se comunica el inicio de los trámites para exigir Visado de Inspección Médica a aquellos medicamentos que contienen Metilfenidato. Esto significa que el médico no podrá extender la receta sin más, si no que un inspector tendrá que ponerle un sello después de comprobar por ejemplo que el niño no tiene contraindicaciones o que está en psicoterapia.
 
Esta resolución es esperanzadora pero a día de hoy es muy común tener niños medicados que ni siquiera están siguiendo un programa educativo para mejorar sus problemas de comportamiento y mucho menos una psicoterapia para intentar tratarlos de raíz, la respuesta de la sanidad pública a estos padres preocupados y desorientados parece rubricada por la Bayer “soma” para “un mundo feliz”.
 
La próxima batalla es un dictamen favorable de EMEA (Agencia española del medicamento) para la utilización de PROZAC en niños, solicitada por su fabricante, los laboratorios Lilly. Más información en plataformaicmi@comunicar.e.telefonica.net
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad