SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Ex tesorero del PP rompe el silencio sobre escándalo del fondo para sobornos

Financial Times

5
1 votos
09-07-2013
Publicidad
http://www.ft.com/intl/cms/s/0/ffd155ac-e729-11e2-aa48-00144feabdc0.html#axzz2YOQyUZpt http://www.ft.com/intl/cms/s/0/ffd155ac-e729-11e2-aa48-00144feabdc0.html#axzz2YOQyUZpt

El ex tesorero del gobernante Partido Popular de España (PP), ha roto su silencio sobre el escándalo del fondo para sobornos que ha sacudido el país durante los últimos seis meses, afirmando en una entrevista que el partido habría violado las leyes de financiación de campaña por lo menos 20 años.

Luis Bárcenas, el hombre en el centro del escándalo, fue arrestado y detenido a finales del mes pasado en el marco de una investigación sobre la fortuna de 48 millones de euros que se dice que ha acumulado en cuentas de bancos suizos. El juez de instrucción dictaminó que el ex tesorero del partido tendrá que permanecer en la cárcel hasta su juicio, y fijó su fianza en 28 millones de euros.

Su decisión de dar una entrevista después de meses de negar toda responsabilidad, y amenazar con nuevas revelaciones, marca un giro potencialmente dramático en un escándalo de alto perfil. Sugiere el señor Bárcenas que está decepcionado con la falta de apoyo que ha recibido de dirigentes del PP desde que el asunto salió a la luz, y que podría estar listo para implicar a otros líderes de alto rango del partido.

Según la información de primera plana en la edición dominical del diario El Mundo, el señor Bárcenas afirma que tiene documentos y discos duros que relatan la violación sistemática de las leyes de financiación de partidos. Su publicación, añade, podría "derrocar al gobierno".

La entrevista –que apareció cuidadosamente redactada y contenía sólo un puñado de citas directas del ex tesorero– fue realizada por el director de El Mundo, varios días antes de que el señor Bárcenas entrara en la cárcel.

A pesar de que confirmó muchas de las acusaciones que han estado circulando en los medios de comunicación españoles en los últimos meses, el señor Bárcenas deja claro que no está dispuesto a liberar toda la información perjudicial que posee.

"En las circunstancias actuales, lo último que necesita España es que este gobierno caiga", dijo, citado por el diario.

Sin embargo, la entrevista es probable que aseste un duro golpe al PP de centro-derecha de todos modos, y no sólo porque contiene la amenaza de nuevas revelaciones.

El Sr. Bárcenas describe en detalle cómo los donantes llegaban a la sede del partido con bolsas y maletas llenas de dinero, una parte del cual se canalizaba en la cuenta bancaria oficial del partido, mientras que otra parte se utilizaba para cubrir los gastos electorales fuera de los fondos oficiales de la campaña. Otra parte del dinero iba a una caja fuerte, y contribuía a un fondo para sobornos.

Ese dinero, a su vez, se utilizaba para hacer pagos trimestrales en efectivo al presidente del partido, el secretario general y subsecretario general, según el diario. Las cuentas del señor Bárcenas confirman globalmente las revelaciones a principios de este año en el diario El País, que publicó copias de las cuentas del fondo de reptiles elaborado por el ex tesorero, incluidos los detalles de los pagos a los líderes del partido.

Los documentos filtrados por Bárcenas se dice que muestran que Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno español, recibió 35 pagos en efectivo del fondo para sobornos entre 1997 y 2008, por un total de 322.231 euros. Rajoy ha negado rotundamente las afirmaciones y publicó sus declaraciones de impuestos en un intento de demostrar su inocencia.

No hubo comentarios del Sr. Rajoy y otros líderes del partido el domingo.

El escándalo ya ha causado graves daños a la reputación popular de figuras del partido de alto nivel y al propio PP.

Según los resultados del sondeo de opinión publicado por El País el domingo, el partido gobernante ganaría sólo el 23 por ciento de los votos si las elecciones fueran hoy. La encuesta también encontró que el 82 por ciento de los encuestados cree que el propio PP es responsable del escándalo, ya que "sabía lo que estaba pasando y lo toleró". Consultados sobre si confiaban en el Sr. Rajoy, el 86 por ciento de los encuestados dijo que no.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS