SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

La Audiencia rechaza los cables de Wikileaks en un recurso de Acciona

El Paí­s

5
1 votos
06-07-2013
http://economia.elpais.com/economia/2013/07/05/actualidad/1373048021_962647.html http://economia.elpais.com/economia/2013/07/05/actualidad/1373048021_962647.html

La Audiencia Nacional considera que los cables de Wikileaks no son una evidencia válida porque “la revelación de cables procedentes de la embajada americana (sic) no es sino una prueba obtenida de forma ilícita”. Así lo establece una sentencia que desestima el recurso de las empresas Acciona y Sener contra la adjudicación, en 2010, de una planta termosolar a la empresa de California Solar Reserve. La Audiencia ni ha preguntado a la embajada sobre si los cables —en los que el embajador Alan Solomont mediaba a favor de la empresa ante Miguel Sebastián— son auténticos.

Los cables de Wikileaks revelaron cómo Solomont medió ante Sebastián y el entonces secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, para que incluyeran a Solar Reserve dentro del cupo termosolar. La respuesta de los responsables españoles fue que Solar Reserve se había presentado fuera de plazo y con una potencia superior a la permitida. “Sería difícil para el Gobierno permitir que Solar Reserve ‘se saltara la cola’ por delante de otras compañías (Sebastián dijo que eran ‘miles de megavatios’) que habían solicitado una plata entre mayo y diciembre", afirma el cable que la embajada en Madrid envía a Washington como resumen.

Sin embargo, el 23 de noviembre de ese año, el Boletín Oficial del Estado convocó un concurso extraordinario para una planta experimental de 50 megavatios que debía presentarse en 20 días. Una obra así cuesta unos 300 millones de euros y la inversión se recupera gracias a las primas que durante lustros pagan los consumidores en el recibo de la luz. De los 1.000 puntos de puntuación máxima, 400 correspondían a la oferta económica, 400 a la tecnología y 200 a la “madurez del proyecto”. Ahí puntuaba tener antes de agosto de 2010 permisos como la declaración de impacto ambiental o el punto de conexión a la red. Son trámites complejos que solo podía tener alguien que tuviera ya un proyecto diseñado. Industria recibió cinco ofertas en Murcia, Sevilla, Cádiz, Badajoz (el de Acciona aliada con Sener) y Ciudad Real (el de Solar Reserve, en Alcázar de San Juan).

Acciona y Sener ofertaron una rebaja de la prima del 20% y obtuvo los 400 puntos de la valoración económica. Solar Reserve, con su rebaja del 15%, consiguió 300 puntos. En la tecnología, la de Acciona consiguió 390 y Solar Reserve, 329. Sin embargo, en el apartado administrativo, Solar Reserve consiguió los 200 puntos y el competidor ningúno. Eso dio la vuelta al resultado. El concurso quedó finalmente con 829,30 puntos para Solar Reserve y 790,18 para Acciona y Sener. Las otras ofertas quedaron muy lejos, con puntuaciones de 561,2 a 403,8.

Acciona y Sener recurrieron a la Audiencia Nacional tanto la convocatoria como la resolución del expediente por desviación de poder y arbitrariedad. Aportaban además de los cables de Wikileaks los artículos de este diario en los que se anticipaba que el concurso estaba diseñado a la medida de Solar Reserve. “Lo increíble de las noticias anteriormente mencionadas es la perfecta identificación entre lo que auguraban que iba a pasar y lo efectivamente sucedido”, señala el recurso de Sener, una ingeniería española con 2.500 empleados y oficinas en 17 países.

La abogacía del Estado defendió el procedimiento. Sobre las reuniones mencionadas en los cables, señaló: “Aun cuando se diera por cierto que las reuniones y contactos a que tales informaciones aluden hubieran tenido lugar, el hecho de que hayan precedido en el tiempo a la aprobación [del cupo solar extra] no permite afirmar, sin más, como se pretende, que son causa de estas”. Sobre las noticias previas, afirma: “La abogacía del Estado considera que una mera información periódística, cuya veracidad y fehaciencia es más que discutible, no es ni puede ser fundamento de la supuesta ilegalidad”. Califica las informaciones de “meros artículos de opinión respondiendo a un interés político determinado”. Industria no comentó en su día las informaciones con el argumento de que no comentaba los cables de Wikileaks.

En una sentencia notificada el pasado jueves, la sección cuarta de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional desestima el recurso de las empresas que perdieron. El fallo rechaza los argumentos de que el concurso estaba diseñado para Solar Reserve. “La revelación de los cables procedentes de la embajada americana no es sino una prueba obtenida de forma ilícita cuya consideración resulta vedada”.

La sentencia considera que los criterios de puntuación “responden a unos objetivos técnicos” y que la convocatoria —cuando el Ejecutivo ya alertaba de la burbuja termosolar— “forma parte de la acción de gobierno que lícitamente le corresponde”.

El Gobierno del PP salvó este proyecto de su moratoria a las nuevas renovables. El pasado febrero, Industria permitió que la planta de Solar Reserve mantenga la prima mientras se la recortaba al resto de centrales solares.

La empresa tiene los terrenos en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), pero las obras no han empezado, como confirma una responsable municipal. El consistorio ha recogido currículos ya que, según la firma, la construcción creará 650 empleos directos, más de 4.000 indirectos, y usará “la tecnología de torre más avanzada del mundo”. La convocatoria establece que la central tiene que estar produciendo electricidad antes de julio de 2015, un plazo ajustado pero no imposible, según fuentes del sector. La principal dificultad radicará en conseguir la financiación ante los cambios regulatorios en renovables en España.

Mientras, la planta de Acciona y Sener, que hibrida tecnología solar y biomasa, ganó el pasado diciembre una ayuda de la UE de 70 millones de euros, pero con la moratoria a las renovables es muy improbable que se construya y el dinero europeo se pierda.

¿Qué te ha parecido el artículo?