Juan Francisco Martí­n Seco

Contra el Euro

Historia de una ratonera

5
2 votos
16-04-2013
Publicidad
Juan Francisco Martí­n Seco abandonó ministerio de Hacienda por divergencias en 1987, y fue cesado del ministerio de Cultura por firmar un manifiesto contra la Guerra del Golfo en 1990. Afirma que solo saldremos de la crisis abandonando el euro
 Contra el Euro
Juan Francisco Martí­n Seco abandonó ministerio de Hacienda por divergencias en 1987, y fue cesado del ministerio de Cultura por firmar un manifiesto contra la Guerra del Golfo en 1990. Afirma que solo saldremos de la crisis abandonando el euro

Usted mantiene que en la Unión Monetaria hay razones clave para esta crisis, si es así ¿por qué se ha mantenido?

Eso se lo debería usted preguntar a los gobiernos. Cuando se firmó el Tratado de Maastrich dije que era un proyecto totalmente cojo y que iba a tener muchos problemas, como así ha sido. Constituir una unión monetaria sin una unión fiscal conducía a esto. Una unión monetaria sin un mercado único crea desequilibrios clarísimos entre las naciones a medio plazo. Esos desequilibrios son como los que se producen entre las regiones de un mismo Estado, y solo se corrigen a través de una hacienda pública común. Como aquí se hizo la unión monetaria sin hacer la hacienda pública común... 

¿Ha dado un mal resultado o para algunos ha sido muy rentable?

A corto plazo sí. Alemania y los países del norte son los beneficiarios de la Unión Monetaria, porque mantener el tipo de cambio fijo les hace a ellos mucho más competitivos, y eso destruye empleo y riqueza en el resto de países, y crea empleo y riqueza en sus propios países. Es lo que ha ocurrido con Alemania, que antes de constituirse la Unión Monetaria estaba perdiendo posiciones en renta per cápita con respecto al resto de países de la UE, sin embargo a partir de ahí ha empezado a ganar posiciones. 

Después hay otro factor que está haciendo que sea beneficioso para Alemania, Austria o para Holanda,  que son los tipos de interés. Una de las suposiciones que también defendían los apologistas de entonces, es que no iban a mantenerse diferencias en los tipos de interés, lo cual fue verdad en los primeros años, pero en la actualidad es bien distinto. Unos países se están beneficiando de tener un tipo muy bajo, incluso negativo, mientras otros estamos pagando tres veces o diez veces, en el caso de Grecia, por encima de lo que están pagando ellos. Eso crea una situación de una falsa competencia."Alemania es la gran beneficiada de la Unión Monetaria"

Pero a medio y largo plazo, también Alemania y los países del norte se vean perjudicados, porque no puedan exportar, y su economía está basada en las exportaciones. Habrá quien diga, “pero venden a China”, pero es que China también vende a los países del sur, y si los países del sur no le compran a China, China seguramente tampoco va a comprar a los países del norte. Todo está entrelazado, y en la economía mundial no se pueden mantener los desequilibrios en las balanzas de pagos que se están manteniendo. Lo normal es que uno compre y venda por el mismo volumen.

Otro de los problemas es la perdida de soberanía, porque es el BCE, con una gran preponderancia de Alemania quien dicta las normas, y la bandera de la soberanía en Grecia, Portugal o Italia es ya una razón política de peso. ¿Cree que cada vez cobra más importancia la capacidad independiente de los gobierno para decidir sobre su política económica?

Una cosa es que la soberanía pertenece al Estado, y otra es que colabore con otros países. El problema de Europa es que se ha construido de espaldas a la democracia. Se ha construido una unión mercantil, comercial, de mercados, monetaria y financiera, pero sin ninguna unión política. 

Las instituciones europeas son instituciones no democráticas. El ejemplo más claro es el del BCE, que además es irresponsable políticamente. 

Se ha vuelto a repetir lo que le ocurrió a América Latina. Los países iberoamericanos se habían endeudado en una divisa que no era la suya, y quedaban presos de lo que llamaban mercados, que se concretaba en el FMI y que les prestaba en unas condiciones durísimas, precisamente para  salvar a los propios acreedores o a los que habían dado los fondos. Esto se ha repetido en Europa. Parecía que no iba a ser posible, porque estábamos acostumbrados a que las monedas europeas tuviesen la suficiente solvencia y los países se endeudaban en su propia moneda. Con el euro se han endeudado en su propia moneda, pero una moneda que no controlan porque quien lo hace es una institución totalmente irresponsable políticamente. En materia económica la responsabilidad no radica en los gobiernos sino que la traza el BCE o el comisario de turno.

¿Cómo ha funcionado este mecanismo en concreto en Europa?

El hecho es que poner un elemento sin su complementario crea graves problemas. Por ejemplo, cuando se hizo la Acta Única se aceptó la libre circulación de capitales, pero esto hubiera exigido una armonización fiscal laboral y social, para que los países no compitiesen de manera deshonesta a base de quitar impuestos a la renta de capital, desregular los mercados laborales o bajar las cotizaciones sociales. Eso no se hizo y se crearon unos desajustes brutales contra el Estado social."En economía la responsabilidad no descansa en los gobiernos, sino en el BCE"

Cuando se hace la Unión Monetaria, lo que habría que haber hecho no es una armonización fiscal sino una integración fiscal, y no me refiero a lo que dice Merkel, es decir, ponerse de acuerdo en el déficit y que haya una institución al estilo del BCE que controle los déficits. Eso no es integración fiscal. Integración fiscal es lo que tiene cualquier país. EEUU, que es un país muy liberal, evidentemente el presupuesto comunitario tiene entidad propia, y eso no se ha hecho en Europa. El presupuesto comunitario es el 1% del PIB. En  un país como EEUU, el presupuesto federal llega al 30%. 

Respecto a la alternativa, ¿a qué se refiere con una “voladura controlada” en la que se uniesen Grecia, Italia, España, Portugal, e incluso Francia, frente a Alemania?

El desmontaje de la Unión Monetaria es un proceso complicado. Fueron tan obtusos los que la crearon que no previeron la marcha atrás. Así que nadie sabe cómo puede ser este proceso. 

Mi convencimiento es que el coste de permanecer en la Unión Monetaria es tan grande y no va a tener solución nunca, de manera que hay que empezar a agudizar la imaginación entre los países, e ir planteándose seriamente el tema. 

Los recortes se basan en la necesidad porque no hay dinero, pero la realidad es que lo hay y el problema es poder reordenar nuestro sistema fiscal de otra manera...

Toda la ideología que subyace en la Troika es neoliberal, sobretodo en el BCE. No se limitan a decir que hay que reducir el déficit publico, sino que dicen que para hacerlo hay que recortar las pensiones. Podríamos decir que nos dejen decidir a nosotros cómo vamos a recortar el déficit publico. Pero el problema es más hondo, porque sin crecimiento estamos abocados a no tener salida. Se puede tener tres años de reducción del crecimiento, pero si seguimos estancados económicamente, no habrá dinero ni para pensiones ni para nada. Lo que hay que hacer es salir de esta situación. 

La razón de que haya tanto déficit es porque los ingresos han caído en picado, y la presión fiscal  ha descendido seis puntos en los últimos años, lo que es una autentica burrada. Además no solo ha bajado la recaudación, que sería normal en un momento de crisis, sino que ha bajado mucho más de lo que ha bajado el PIB. Tiene que incrementarse la recaudación fiscal. Primero por la persecución del fraude y después por la reforma fiscal. 

Pero, ¿el problema es si existe una administración fiscal que redistribuya esa riqueza, es decir, subir los impuestos a grandes fortunas y monopolios?

Es indudable que cuando se dice que solo hay una alternativa no es verdad. Se puede reducir el déficit de distintas manera, como volviendo a poner las rentas del capital dentro de la tarifa general, o haciendo que la presión fiscal sea igual a lo que es normal en la UE, persiguiendo en serio el fraude fiscal... hay opciones en función de la ideología que uno tiene. Pero independientemente de eso, si estamos en un estancamiento perpetuo las cosas van a ir muy mal desde el punto de las finanzas publicas. 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS