Rajoy rechaza la dación en pago

El muro de la ley y la gota de sangre

En intervención en el Congreso, Rajoy lo dejó ayer claro: su gobierno no permitirá que se apruebe la dación en pago retroactiva exigida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y respaldada por más de millón y medio de firmas. Y todo en nombre de la "seguridad jurí­dica" y de no dañar "la garantí­a hipotecaria". En lenguaje llano, para proteger los beneficios de la banca.

5
9 votos
14-03-2013
Publicidad
Rajoy levantó ayer en el Congreso el infranqueable muro de la ley para oponerlo a la Iniciativa Legislativa Popular que exige la dación en pago con carácter retroactivo para deudores de buena fe, con insolvencia sobrevenida, moratoria inmediata y universal de los lanzamientos y un parque público de alquiler social, que no supere el 30 % de los ingresos de la familia. Preservar los beneficios de los bancos está por encima del sacrificio, el esfuerzo y la muerte de muchos.
 El muro de la ley y la gota de sangre
Rajoy levantó ayer en el Congreso el infranqueable muro de la ley para oponerlo a la Iniciativa Legislativa Popular que exige la dación en pago con carácter retroactivo para deudores de buena fe, con insolvencia sobrevenida, moratoria inmediata y universal de los lanzamientos y un parque público de alquiler social, que no supere el 30 % de los ingresos de la familia. Preservar los beneficios de los bancos está por encima del sacrificio, el esfuerzo y la muerte de muchos.


Reproducimos a continuación un articulo llegado a nuestra redacción publicado por la revista feminista Hierbabuena y escrito por una activista de la PAH-TORREDELCAMPO (Jaén)


Una gota de sangre (de ser humano)
Existen las montañas, lo sé. 
Y  los anteojos para la sabiduría,
lo sé. Pero yo no he venido a ver el cielo. 
He venido para ver la turbia sangre,
la sangre que lleva las maquinas a las cataratas 
y el espíritu a la lengua de la cobra.

(Fragmento de “Oficina y denuncia”
Poeta en Nueva York F.G. Lorca)

Se rescatan bancos, se condonan deudas a partidos políticos, se perdonan créditos a grandes constructoras y se indultan a corruptos, ya vemos, se destinan miles de miles de millones a mantener los negocios privados de unos pocos a costa del sacrificio, esfuerzo y muerte de muchos.


En España se han registrado 400.000 ejecuciones hipotecarias desde que se inició la crisis y sólo en los tres primeros trimestres del año 2012 se han notificado 49.702 lanzamientos –orden del juez de desalojo de la vivienda-, por servicios comunes y 76.724 lanzamientos acordados por juzgados de 1ª instancia. Y todo apunta, si no lo remediamos,  a que este año seguirá aumentando el número de afectados.

"Más de 600.000 millones de euros prestados por los bancos alemanes, franceses o norteamericanos al sistema financiero español" Miles de familias se enfrentan a una Ley Hipotecaria que les deja en la más absoluta indefensión, porque los bancos imponen las condiciones que rigen las hipotecas. En la PAH de Torredelcampo, hemos podido comprobar, a lo largo de todo un año estudiando contratos de hipotecas, que estas recogen cláusulas abusivas que ante los impagos, hunden al deudor al triplicársele el importe a pagar.

El gobierno del PP, ante el drama social que los desahucios representan, ha aprobado dos Decretos, que sólo han significado un lavado de cara frente a la alarma que despertó una cadena de suicidios  de ciudadanos que esperaban ser desahuciados de sus viviendas, el último un miembro de la PAH de Córdoba, hace unos días.

Resulta cuanto menos paradójico, que la banca, que ha sido beneficiada por los gobiernos de PSOE y PP con miles de millones  en rescates y avales, trate sin piedad a las familias que pierden su vivienda habitual. Representando estas un 3% de morosidad, frente  al 23% de  grandes promotores inmobiliarios, a los que se les perdona su deuda para que el banco no vea afectados sus activos en su cuenta de resultados. 

Algo tendrán que ver dos hechos significativos, uno que los bancos estén vendiendo paquetes de hipotecas por un 15 % de su valor a empresas especializadas –seguramente en extorsión–, una especie de cobradores del frac a gran escala. Y otro, la utilización de las hipotecas, convertidas en aval de los más de 600.000 millones de euros, prestados por los bancos alemanes, franceses o norteamericanos al sistema financiero español y que nos da la clave de por qué no cambian una ley tan injusta.

Éxitos y exigencias
Desde el inicio de las ejecuciones hipotecarias, los afectados se organizan en plataformas por todo el territorio nacional, para impedir desahucios, negociar con los bancos, compartir experiencias y recursos.

Son ya cuatro años de lucha que ha conseguido importantes éxitos y prueba de ello es, desde el  informe de un grupo de jueces que propuso 18 medidas para cambiar el sistema de desahucios, sentencias de jueces favorables a las familias y suspensión de los desahucios, en algunos juzgados, hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sentencie si la normativa española sobre desahucios vulnera la directiva europea de consumo.

Podemos asegurar que la lucha de las PAH es todo un éxito, que también vemos en la extensión de las plataformas a cada vez más rincones del país, existen más de cien,  y a más gente, el 90% de la población apoya sus propuestas. Además jueces, bomberos y cerrajeros  anuncian acciones  de desobediencia. Se ha perdido el miedo, y hay un camino para todos los afectados y  colectivos que apoyan este movimiento que es organizarse en las plataformas, y que es una fuerza imparable de presión social para decir ¡Sí, se puede!

Las PAH han recogido más de un millón de firmas, a través de una Iniciativa Legislativa Popular, que está en el  Congreso y en la que se exige con carácter de mínimos,  la dación en pago con carácter retroactivo para deudores de buena fe, con insolvencia sobrevenida, moratoria inmediata y universal de los lanzamientos y un parque público de alquiler social, que no supere el 30 %  de los ingresos de la familia. Y la más firme determinación de aumentar la presión social si el gobierno no accede a la aprobación con carácter urgente de la ILP y a extender las acciones de desobediencia civil, desde un comportamiento absolutamente pacífico y con llamamientos a toda la ciudadanía.

Esperanza Rico Moral
Miembro de la PAH-TORREDELCAMPO
Militante de Unificación Comunista de España

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS