SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

El juez Ruz hará el trabajo que no quiso hacer el PP

El Mundo

5
2 votos
08-03-2013
Publicidad
www.elmundo.es www.elmundo.es

EL JUEZ de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, investigará en un pieza separada la presunta financiación irregular del PP. Ésta es la decisión que tomó ayer a partir de un informe de la Udef, que ha detectado una serie de operaciones en las que el PP recibió entregas en dinero negro de la trama de Gürtel.


Ruz también instruye el caso Gürtel, en el que están imputados Luis Bárcenas, Francisco Correa y sus colaboradores. Fue en el curso de esta investigación cuando el juez descubrió la existencia de las cuentas suizas de Bárcenas. Pero ahora va a abrir una nueva investigación que se centrará en esa hipotética financiación ilegal del PP, lo que le llevará también a indagar el pago de sobresueldos a través de esa caja B.


En concreto, el nuevo informe de la Udef desvela una operación en la que aparece una entrega de 121.000 euros en 1999 por parte de Pablo Crespo, mano derecha de Correa, a «la sede nacional» del PP. Ese pago en dinero negro figura tanto en la contabilidad de Gürtel como en la lista de Bárcenas.


Pero hay también dos entregas del constructor García Pozuelo que aparecen en la contabilidad de Correa y que coinciden en fechas y cantidades con los apuntes de Bárcenas. Por tanto, lo que estos datos sugieren, a falta de su corroboración, es que el PP recibía dinero negro a través de la trama Gürtel.


Cuando nuestro periódico reveló el pago de sobresueldos a la cúpula del PP, Dolores de Cospedal no desmintió de forma categórica la información y declaró que «quien la hace la paga» y que en su partido «cada palo aguanta su vela».


Pero pocos días después, Mariano Rajoy compareció ante sus compañeros de dirección con dos mensajes tajantes: que su partido jamás había recibido dinero negro y que no se habían pagado sobresueldos o gastos de representación que no hubieran sido declarados a Hacienda. El líder del PP comprometió su palabra, pero ahora es la propia Udef la que dice en su informe que hay serios indicios de que el PP se financió irregularmente. Y el juez Ruz se lo ha tomado en serio porque ha decidido investigarlo.


Era esto lo que buscaba Luis Bárcenas con su estrategia de intentar diluir sus responsabilidades en una eventual financiación ilegal del partido, que él conoce mejor que nadie, y el pago de sobresueldos. Por eso acudió a un notario el pasado mes de diciembre, antes de que se divulgara que poseía 23 millones de euros en Suiza. Lo que quería era lanzar un aviso al PP y prefabricar unas pruebas para chantajear a sus dirigentes.


El PP picó en el anzuelo y le hizo el juego pretendiendo ganar tiempo para apagar el escándalo y proteger a los dirigentes que cobraron sobresueldos. Y optó por un simulacro de investigación interna para tapar esa posible financiación ilegal. Está claro que a Rajoy y a la dirección del partido les importaba mucho más ocultar sus posibles vergüenzas políticas que indagar sobre el origen de la fortuna de Bárcenas y perseguirle por haber desviado dinero del PP a su bolsillo. Ahora es ya demasiado tarde y será la Justicia quien haga ese trabajo

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS