SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

ERC impide que Mas explique el 'caso Palau'

El Mundo

5
1 votos
01-03-2013
www.elmundo.es www.elmundo.es

Por segunda vez en pocos meses, Esquerra, el partido que lidera Oriol Junqueras, impidió que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparezca en el Parlament para dar explicaciones sobre el cas Palau, de presunta financiación irregular de su partido, CDC, a través del Palau de la Música.
Junqueras es oficialmente el líder de la oposición en el Parlament, pero al mismo tiempo es el socio de gobierno de CiU. Ayer actuó más como socio y cómplice de los nacionalistas que como opositor.
De hecho, fue Iniciativa, a través de su portavoz, Dolors Camats, quien ejerció las tareas de oposición parlamentaria al presentar una moción en la que se pedía la comparecencia del presidente de la Generalitat y también se proponían una serie de medidas destinadas a paliar la corrupción política.
La moción de Camats no tuvo éxito. Los votos de los 50 diputados de CiU y los 21 de ERC impidieron que Mas comparezca ante la Cámara para explicar el ya famoso caso Palau como pretenden el resto de los grupos parlamentarios. Fue la repetición de la jugada vivida en octubre, durante la anterior legislatura, poco antes de las elecciones. En aquella ocasión, Esquerra aún no había pactado con CiU, pero en el horizonte postelectoral se vislumbraba un acuerdo entre ambos partidos. Por eso, ERC puso los votos de sus entonces 10 diputados al servicio de CiU e impidió que Mas explicase a los catalanes los entresijos del caso Palau.

Investigación judicial
Se trata de un caso que todavía está siendo investigado por la Justicia. Sin embargo, en 2009 fue objeto de una comisión de investigación parlamentaria. Los diputados llegaron a la conclusión de que, presuntamente, CDC se financió de forma irregular a través del Palau de la Música con la complicidad de los saqueadores confesos de la entidad, Félix Millet y Jordi Montull.

Según concluyó la comisión, CDC habría cobrado unas comisiones del 4% a constructoras como Ferrovial por adjudicarles obras públicas como la línea 9 del metro de Barcelona o la Ciudad de la Justicia. Las constructores habrían ingresado esa astilla en el Palau como si se tratase de un donativo cultura. Millet y Montull se habrían quedado el 1,5% para sí mismos y habrían ingresado el 2,5% restante en las arcas de CDC a través de su fundación Trias Fargas, hoy Catdem

¿Qué te ha parecido el artículo?