SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Las manifestaciones de ayer

Público

5
1 votos
24-02-2013
Publicidad
http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2013/02/24/las-manifestaciones-de-ayer/ http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2013/02/24/las-manifestaciones-de-ayer/

Las de ayer fueron las mayores concentraciones de revolucionarios de la historia. Probablemente ni los mismos manifestantes eran conscientes. Revolucionarios que ya no confían en los partidos políticos ni en los sindicatos, que no fueron los convocantes. Revolucionarios que están contra el sistema, si éste va a seguir siendo igual de injusto. Revolucionarios contra esta democracia que no permite que el pueblo la supervise a diario. Revolucionarios románticos, revolucionarios prácticos, revolucionarios premendigos, predespedidos, prejubilados, prepensionistas. Revolucionarios con la humildad de no querer ser protagonistas y antes bien conformarse con ser un número más e incógnito en la masa o marea.

Manifestantes sin pijos ni burgueses orondos. Manifestantes revolucionarios jóvenes. Sin violencias burdas contra el Gobierno hasta que al final aparecieron los de siempre; resulta que son educados. Luchando contra la ignorancia y el intencionado olvido casi total de los medios de comunicación. Democracia en carne viva y en directo. Una gozada. Redes sociales apoyando masivamente, y trolls atacando desesperados en foros.

Un cierto regusto a solidaridad auténtica. Más revolucionarios que en las misas de Familia, más que en las visitas papales, que en las concentraciones antiaborto y derechos de las mujeres. España se manifestó con brillantez, con Urdangarin de patético telonero.

Una forma nueva y moderna de revolución. El pueblo protesta, el pueblo toma conciencia, aunque lo sojuzguen, algún ‘espartaco’ surgirá. El pueblo protestó contra la insuficiencia del Gobierno, contra la ilegitimidad del Gobierno, contra la crueldad del Gobierno. Sí, un gobierno terriblemente cruel. Ayer España comenzó a ser un poco mejor, ayer nació la posibilidad de entendimiento entre las fuerzas no reaccionarias de España. Ése fue el gran éxito de las manifestaciones de ayer. El futuro quedó dibujado.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS