Libertad

Euskadi: los sellos de Sabino

El futuro de este paí­s se encuentra de nuevo en la encrucijada

0
0 votos
22-01-2009
Publicidad
Ahora que se acerca para Euskadi una encrucijada, la encrucijada del desalojo de Ibarretxe del gobierno Vasco, es momento de dar voz a todos los sectores que vienen reclamando libertad. Una de esas voces es Juan Carlos Sancho, presidente de Iberkonzert, agencia musical bilbaí­na especializada en la producción de conciertos y la representación en el mundo de la música clásica. En uno de sus artí­culos periodí­sticos (La encrucijada), nos coloca frente a la auténtica encrucijada en la lucha por la libertad en Euskadi. El auténtico peligro acecha más allá de "los de la capucha con txapela". Ahora que se acerca para Euskadi una encrucijada, la encrucijada del desalojo de Ibarretxe del gobierno Vasco, es momento de dar voz a todos los sectores que vienen reclamando libertad. Una de esas voces es Juan Carlos Sancho, presidente de Iberkonzert, agencia musical bilbaí­na especializada en la producción de conciertos y la representación en el mundo de la música clásica. En uno de sus artí­culos periodí­sticos (La encrucijada), nos coloca frente a la auténtica encrucijada en la lucha por la libertad en Euskadi. El auténtico peligro acecha más allá de "los de la capucha con txapela".
….«La violencia no es el único problema en el País Vasco, ya que al margen de ésta, si no se llega a acuerdos, seguirá habiendo conflicto político»; esto no lo dicen los de la capucha con txapela; lo dice el lehendakari del fracasado 'plan'. Todo el mundo sabe que lo que él entiende por acuerdos son la claudicación y el sometimiento de los no nacionalistas para hacer definitivamente de este país un lugar cómodo para los suyos y espinoso para el resto. En tanto en cuanto los nacionalistas disfruten de la inercia de esa prima de bonificación y legitimidad aportada, primero por el franquismo al humillarlos y luego por ETA al apoyarlos, esta sociedad continuará estando enferma.

El futuro de este país se encuentra de nuevo en la encrucijada. El lehendakari de los nacionalistas nos señala el camino más fácil: '¿Quiere usted poner su vida y hacienda a buen recaudo? Pues tápese la nariz y camine con el grueso del rebaño por la senda del pasto abonado'. ¿Conoce alguien una inversión más segura y rentable en este país que afiliarse al PNV? Miren a su alrededor y podrán comprobarlo. En los últimos seis lustros todos sus accionistas han recibido sustanciosos dividendos y visto fuertemente revalorizado su capital pero no se fíen. Arzalluz fue el inventor de la estafa piramidal y un día mucha gente sencilla se encontrará con un montón de sellos de Sabino Arana que nadie querrá comprar; sellos sin valor también de un lehendakari mirando hacia otra parte ante la barbarie; sellos falsos de un país inventado por un racista, cuyas tesis harían palidecer la solución final del nazismo en Alemania (lean sus obras completas, no tienen desperdicio).

La suma de dignidades es la que hace especiales a los lugares; mucho más que el paisaje; infinitamente más que los derechos históricos, las tradiciones o el idioma. Si algo me ha enseñado la vida es a valorar lo verdaderamente importante, eso que por mucho que uno se empeñe no se puede comprar con dinero.

Tarde o temprano quedará al descubierto la gran estafa moral que ha supuesto para este país el nacionalismo. Tarde o temprano saldrá a la luz la trampa nacionalista de poner la patria por encima de la dignidad de sus ciudadanos. Tarde o temprano quebrará este chiringuito rural cuyo único sentido es la defensa de unos privilegios en detrimento de los más desfavorecidos. Tarde o temprano triunfará la memoria de Unamuno, Madariaga, Sánchez Albornoz y tanta gente de bien a los que hoy el régimen de Arzalluz tendría en frente.

Estén atentos, no se dejen engañar. Inviertan en dignidad, es el futuro.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad