SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Es el momento de promover una OTAN económica

Der Spiegel

5
4 votos
14-02-2013
Publicidad
http://www.spiegel.de/international/europe/german-media-commentators-on-the-trans-atlantic-trade-agreement-a-883410.html http://www.spiegel.de/international/europe/german-media-commentators-on-the-trans-atlantic-trade-agreement-a-883410.html

La Unión Europea y Estados Unidos dicen que pronto comenzarán las negociaciones para crear la mayor zona de libre comercio del mundo. Los editorialistas alemanes sostienen que un acuerdo es necesario si Occidente quiere ayudar de forma global a su política y afrontar el reto de una China en ascenso.

Juntos, los Estados Unidos y la Unión Europea representan casi la mitad de la producción económica mundial y el 30 por ciento del comercio mundial. Ellos tienen inversiones directas de más de 2,8 billones de euros en ambos lados del Atlántico, y cada día se negocian a través del océano bienes y servicios por valor de 2 mil millones de euros.

El presidente de EEUU Barack Obama y la canciller alemana, Angela Merkel, creen que esta cifra podría ser mucho mayor, añadiendo un poco más estímulo económico a Estados Unidos y Europa.

"Un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos crearía un nuevo impulso a la economía, las inversiones y los puestos de trabajo – a ambos lados del Atlántico", dijo el ministro de Economía alemán Philipp Rösler al diario Handelsblatt alemán.

En Bruselas, el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, ha descrito el posible acuerdo como "... un revolucionario cambio de las reglas de juego" – y además no cuesta un centavo.

Juntos, los EEUU y la UE quieren impulsar sus economías y empleos y presentar un frente unido contra la creciente fortaleza económica de la superpotencia emergente China.

Hay muchos obstáculos que enfrenta la "OTAN económica", sobre todo cuando se trata de la alimentación y la agricultura –con las preocupaciones europeas sobre el tratamiento de la carne de  pollo o de res y los cultivos genéticamente modificados, y las preocupaciones estadounidenses sobre las estrictas normativas europeas. Sin embargo, Europa y Estados Unidos han acordado entablar negociaciones encaminadas a la eliminación de barreras en el flujo de bienes y servicios y la creación de la zona de libre comercio más grande del mundo.

Las conversaciones se espera que comiencen en los alrededores de la próxima cumbre del G-8 en Gran Bretaña el 18 de junio, los periódicos alemanes han informado este jueves. Inicialmente, Washington había expresado su falta de interés en un posible acuerdo, pero Merkel ha presionado suavemente a dos administraciones sucesivas desde 2007 y se cree que una llamada telefónica personal a Obama ha ayudado a desbloquear los problemas. El conservador primer ministro británico David Cameron también ha impulsado el acuerdo.

El acuerdo comercial pretende ir mucho más allá del comercio y los servicios, y las negociaciones también se esforzarán en fijar reglamentos y normas comunes en temas como la seguridad de los productos y la propiedad intelectual. Un ejemplo muy citado son los diferentes estándares de seguridad para los automóviles que se requieren de una compañía como Audi para producir diferentes versiones de sus coches para el mercado americano.

El jueves, los editorialistas de los principales periódicos alemanes elogian el esfuerzo, con un diario financiero incluso describiéndolo como los "Estados Unidos de Occidente".

El centro-izquierdista Süddeutsche Zeitung escribe:

"El proyecto es muy ambicioso, con algunos atlantistas hablando ya de una" OTAN económica". Ese término no está totalmente fuera de lugar. La alianza militar de la OTAN fue establecida una vez para protegerse de la amenaza de la Unión Soviética. La idea de una nueva alianza económica también ha encontrado muchos seguidores debido a que las viejas naciones industrializadas temen que se están quedando atrás ante el emergente poder económico de China. El hecho de que las negociaciones estén teniendo lugar es ya un éxito para la canciller alemana, Angela Merkel, que ha estado impulsando el proyecto durante años a pesar de una inicial falta de interés en Washington. El equipo económico de Obama lo mantuvo a raya durante mucho tiempo debido a que sus asesores sentían que la iniciativa sería demasiado compleja ".

"El hecho es que una OTAN económica sería una empresa importante. La UE y los EE.UU. están ya estrechamente ligados económicamente .... A pesar de esto, un 1,5 por ciento de crecimiento económico anual se podría añadir si las barreras fueran retiradas. El único problema es que la eliminación de estas barreras daría lugar a protestas de grupos de interés múltiples y también requeriría un capital político considerable. También podría poner a prueba la solidaridad europea. En Londres y Berlín, las clases políticas tienden a orientarse hacia el mercado libre, mientras que el proteccionismo a menudo se esconde en París."

"La resistencia se está formando. En el futuro, ¿nosotros (los europeos) nos veremos obligados a comer pollo americano limpiado con cloro? ¿Tendremos que sembrar semillas de maíz transgénico en nuestros campos y aceptar las laxas disposiciones americanas sobre la privacidad de datos? O, desde el punto de vista estadounidense: ¿Vamos a tener que tolerar la obsesión de los europeos con las regulaciones?"

"Sin importar cuál sea el resultado de las conversaciones el simple hecho de que se lleven a cabo es muy ventajoso para los europeos. La UE está ahora recibiendo un proyecto orientado hacia el futuro que le permitirá apartar la mirada de sus propios problemas. El acuerdo de libre comercio abriría aún más el continente y también podría fomentar la confianza entre los estadounidenses y los europeos y las normas establecidas para el resto del mundo. Vale la pena usar toda nuestra energía para promover una OTAN económica".

El diario de centro-derecha Frankfurter Allgemeine Zeitung escribe:

"Por último, los EE.UU. y la Unión Europea parecen estar dispuestos a convertir una idea que ha circulado en el ámbito político desde hace algún tiempo en un proyecto real – y las negociaciones para una Asociación 'Transatlántica de Comercio e Inversiones se espera que comiencen pronto. "Así que el presidente Obama ya no sólo está respondiendo a la llamada de Asia – también está valorando cómo las expectativas y ventajas mutuas –económica, política y estratégicamente– de la expansión de las relaciones económicas entre Estados Unidos y Europa y un acuerdo de libre comercio son tan grandes, que hay que preguntarse por qué esto no se ha abordado ya antes, pero el ascenso de las economías emergentes y los desafíos que presentan no fue un tema dominante hasta hace poco. Hoy, sin embargo, se necesita una respuesta ... y cada motor potencial para la prosperidad y el fortalecimiento de la comunidad atlántica debe ser utilizado."

El conservador Die Welt escribe:

"Parece que las diferencias entre ambos lados del Atlántico se ven ahora como superables. Y eso es una muy buena noticia, ya que un acuerdo de libre comercio entre las dos zonas económicas sería el paquete más barato de estímulo que se podría concebir. La Comisión Europea espera que la reducción de las barreras comerciales y la armonización de normas y reglamentos conduciría al crecimiento anual del PIB del 0,5 por ciento. Otras estimaciones son incluso más altas. "

"Pero un mercado común también enviaría un poderoso mensaje político: equivale a decir que Occidente quiere tirar con más fuerza juntos para enfrentar los desafíos provenientes de las potencias emergentes en otras partes del mundo a causa de la debilidad actual de Estados Unidos en el liderazgo, lo que también es necesario... De lo contrario, el discurso de Obama tendría un claro carácter aislacionista ..... Sólo cuando los cimientos económicos del país estén sanos otra vez podrá (EEUU) asumir un papel de liderazgo mundial (había sugerido Obama)."

"Esto significa que la zona de libre comercio transatlántica a la vez tiene tanto significado económico como político. Está dirigida a ayudar a que Europa y Estados Unidos se recuperen económicamente. Pero también deja claro que sólo un Occidente cada vez más estrechamente unido tendrá éxito en la decisiva cuestión de determinar la política global. Teniendo en cuenta estas consideraciones de importancia primordial, no se puede permitir que la zona de libre comercio se extravíe por detalles insignificantes".

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La rendición de Bruselas o la OTAN económica
A. B.



COMENTARIOS