SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

El juego de EEUU con las armas estratégicas

China Daily

5
1 votos
10-02-2013
Publicidad
http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2013-01/10/content_16103821.htm http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2013-01/10/content_16103821.htm

EEUU podría reducir sus gastos de defensa por el abismo fiscal. Pero sería un error suponer que ese recorte debilitará el poder militar de EEUU.

De hecho, EEUU ha destinado más fondos para el desarrollo del Golpe Global Inmediato [PGS, por sus siglas en ingles], un sistema que puede ofrecer un golpe de precisión con armas no nucleares en cualquier parte del mundo en menos de 1 hora. El número de este tipo de armas en el arsenal de EEUU seguirá creciendo, el Ministerio de Defensa de Rusia estima que Washington tendrá de 1.500 a 1.800 de estas armas basadas en mar y aire en 2015 y de 2.500 a 3.000 para 2020.

EEUU tiene como objetivo combinar el PGS con su tecnología espacial y de anti-misiles para formar un sistema de defensa integrado, lo que podría convertir las armas estratégicas de otros países, incluidas las armas nucleares, casi en inútiles. Tiene la intención de romper el equilibrio estratégico mundial y regional, reducir al mínimo la capacidad de otros países de contraataque estratégico en situaciones de emergencia y restringir su espacio estratégico.

Esto podría poner a otros países en un dilema: o bien perder la capacidad de lanzar un contraataque nuclear estratégico o usar primero las armas nucleares para evitar la devastación.

El ejército, la marina oceánica, así como la fuerza aérea rusas todavía tienen la capacidad para hacer frente a cualquier reto. Los misiles Topol-M de Moscú son su principal elemento de disuasión estratégica nuclear y el proyecto para implementarlos es la parte más importante de su planificación militar nacional. Rusia tiene un sistema de protección fiable, que también consiste en misiles antiaéreos multi-rango para defenderse de ataques aéreos de alta precisión, incluso sin armas nucleares.

El ejército ruso tiene un sistema de potencia de fuego de varios niveles, que incluye misiles antiaéreos C-400 y C-400M, y lanzadores de misiles antiaéreos Thor y Amor, que está considerada como la mejor combinación de poder antiaéreo dirigido contra el PGS.

Dado que el sistema de armas estratégicas de Rusia es mejor que el de China en términos de número, capacidades de movilidad y protección, algunos expertos creen que el PGS del Ejército de EEUU supone una amenaza mayor a China que a Rusia.

Para sorpresa de muchos expertos en defensa, los expertos militares chinos parecen prestar más atención a la defensa de misiles sin tener en cuenta el sistema de ataques de precisión guiados a larga distancia. Algunos expertos incluso dicen que China se enfrenta a una difícil elección. Por un lado, no es seguro que sea capaz de construir un sistema de protección eficaz. Por otro lado, incluso si puede construir uno, expondrá sus limitadas y encubiertas bases estratégicas de lanzamiento de misiles.

Durante las conversaciones sobre la reducción de armas estratégicas, Rusia se ha opuesto al uso por EEUU vehículos de posicionamiento de armas nucleares para objetivos militares no nucleares, ya que no sólo ayuda a EEUU a ahorrar cantidades enormes gastos de defensa, sino que también impulsa su proyecto PGS.

Es muy improbable que Rusia cambie su posición en futuras negociaciones sobre reducción de armas estratégicas. Pero el hecho es que Rusia no puede detener que EEUU siga adelante con su plan. Aparte de exigir restricciones sobre el despliegue del sistema antimisiles europeo y la búsqueda de apoyo de otras potencias nucleares, Rusia no tiene los elementos de negociación para forzar a EEUU a aceptar su demanda.

Los principales países saben que los avances en la ciencia y la tecnología militar han hecho que la estabilidad estratégica dependa tanto de los ámbitos nucleares como no nucleares, especialmente durante el proceso de implementación estratégica. Y el exceso de dependencia de las armas nucleares, sobre todo en caso de emergencia, puede socavar la seguridad nacional de un país.

Pero como otros países, en comparación con EEUU, se encuentran en desventaja en términos de sistemas de armas convencionales, tienen que adoptar acciones asimétricas correspondientes. La estabilidad estratégica global depende cada vez más de la estabilidad en Europa y el noreste de Asia. Esto es algo que la comunidad internacional debe entender y decir a los países que abogan por un "mundo sin armas nucleares" que no desarrollen armas convencionales para sustituir a las nucleares, porque va a tener serias consecuencias para la seguridad internacional.

Algunas personas perspicaces en EEUU han hecho hincapié en la importancia de mantener la estabilidad estratégica global. En 1967, Robert McNamara, entonces Secretario de Defensa, sugirió a la antigua Unión Soviética restringir el desarrollo de su sistema antimisiles para evitar una escalada de las tensiones. Inicialmente, la Unión Soviética se opuso a la idea, pero finalmente la aceptó porque se dio cuenta de que el desarrollo del sistema anti-misiles iba a desestabilizar el mundo. Esto dio lugar al Tratado de 1972, relativo a la limitación de sistemas de proyectiles antibalísticos entre la Unión Soviética y EEUU.

En 1985, cuando EEUU comenzó los experimentos sobre el uso de misiles para destruir satélites en órbita terrestre baja, muchos senadores y académicos estadounidenses dijeron que una escalada EEUU-Unión Soviética en este campo era peligrosa. Puesto que la Unión Soviética había dejado de forma unilateral sus experimentos antisatélite en 1983, EEUU también abandonó sus pruebas más adelante.

La gente que valora la paz espera que los vehículos de lanzamiento de ojivas convencionales de precisión guiada de larga distancia y los sistemas de defensa antimisiles formen parte de la agenda de las conversaciones de reducción de armas estratégicas.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS