"Gargantas profundas": del Watergate al escándalo Bárcenas

La verdad sobre el "periodismo de investigación"

Cuando se glorificó el "caso Watergate" como un triunfo del peridismo de investigación... ahora sabemos que la "garganta profunda" que suministraba la información comprometedora era el segundo del FBI. Siempre pasa lo mismo, cuando losescándalos afectan a poderes vitales del Estado es un gran centro de poder quien "coloca sobre la pista" a los periodistas.

5
8 votos
06-02-2013
Publicidad
No se corrompen al subir al poder. Sólo sube al poder quien ya está corrompido de antemano. Y alguien guarda bajo llave la información comprometedora, para usarla en el momento oportuno. Esta es la verdad que se esconde tras el "periodismo de investigación" al que se le atribuye el poder de derribar gobiernos.
 Deep throat (Garganta Profunda) es el pseudónimo con el que se conoció a Mikel Phelp, un alto funcionario del FBI en los años 70
Deep throat (Garganta Profunda) es el pseudónimo con el que se conoció a Mikel Phelp, un alto funcionario del FBI en los años 70
No se corrompen al subir al poder. Sólo sube al poder quien ya está corrompido de antemano. Y alguien guarda bajo llave la información comprometedora, para usarla en el momento oportuno. Esta es la verdad que se esconde tras el "periodismo de investigación" al que se le atribuye el poder de derribar gobiernos.

Deep throat

Sin duda, el escándalo Watergate en 1975 marcó el primer hito de esta peculiar forma de intervención hegemonista sobre gobiernos incómodos, en este caso el propio Nixon, para los intereses del imperio. Deep throat (Garganta Profunda) es el pseudónimo con el que se conoció a Mikel Phelp, un alto funcionario del FBI en los años 70, quien confesó en 2005 haber filtrado a dos periodistas (Woodward y CarlBernstein) la inmplicación de Nixon en las grabaciones ilegales al partido Demócrata en su sede del complejo Watergate. Desde estas páginas siempre (las hemerotecas loconfirman) defendimos que fue el propioscomplejo militar-industrial de EEUU quien “retiró” a Nixon por su i posición a favor dela retirada de Vietnam y el entendimiento con la URSS y China.

El caso Watergate se presentó como un triunfo de la prensa contra el poder, pero la realidad es que el periodismo de investigación es un mito. Sólo desde las alcantarillas del estado se pueden elaborar y filtrar dosieres sobre personajes políticos. "¿Quién puede tener acceso a información comprometedora para el presidente del gobierno... sino grandes centros de poder por encima del país?"

La cuevamediática

El 23 de febrero de 1998, en una larga entrevista publicada en la revista Tiempo, Luis María Ansón, entonces director de ABC, airea una trama organizada de varios periodistas para acabar con Felipe González llegando a rozar la desestabilización del régimen. Salieron dosieres sobre la corrupción del hermanísimo de Alfonso Guerra;de Luis Roldán; del gobernador del Banco de España o la directora general del BOE,sobre el ministro del Interior, procesado ante el Tribunal Supremo por los GAL.

¿Quién se los enviaba a estos periodistas? El cambio de alianzas de González a favor de Europa frente a los americanos fue castigado. A pesar de haber encuadrado diligentemente a España en la OTAN, EEUU no perdonó la deslealtad de González y comenzó una guerra de dosieres desde los principales periódicos nacionales. En este caso los papeles bastaron para cambiar el rumbo del país sin que fuera necesario comprometer directamente a la presidencia del gobierno, a diferencia de lo que ocurreahora.

Munición de altocalibre

En su alocución, el pasado lunes 2 de febrero, Rajoy aludió a que alguien trata de desestabilizar el país en un momento muy delicado y aludió también a la forma en que se “dosifica” la información dada por El País sobre Bárcenas. ¿Quién pude tener acceso a información comprometedora para el presidente del gobierno de un país como España y filtrarla en un monopolio mediático como es PRISA? Efectivamente, la información sobre las cuentas de Bárcenas está siendo dosificada, con sumo orden, y su carga va in crescendo. Y no se trata tan sólo de que los grandes monopolios pagaran comisiones ilegales a la cúpula del PP para ver sus negocios favorecidos. En poco tiempo se han tambaleado varios pilares del régimen bipartidista actual (caso Pokémon- PSOE, caso ITV y caso Pallerols-CiU, caso Dívar- Tribunal Supremo, caso Undargarín-Corona…). Pensar que es fruto del periodismo de investigación es poco menos que insensato. La demolición controlada de las estructuras creadas en la transición va en el mismo camino y su calado se corresponde a la degradación política y el saqueo económico que Washington y Berlín están ejecutando sobre España. En sus cloacas habrá que buscar de nuevo la respuesta.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS