SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

LOS MERCADOS ATACAN A ESPAÑA POR LA DEBILIDAD DEL GOBIERNO

El Confidencial

5
1 votos
05-02-2013
http://www.elconfidencial.com/economia/2013/02/05/miedo-en-los-grandes-fondos-el-escenario-mas-preocupante-es-que-rajoy-tenga-que-dimitirrdquo-114268/ http://www.elconfidencial.com/economia/2013/02/05/miedo-en-los-grandes-fondos-el-escenario-mas-preocupante-es-que-rajoy-tenga-que-dimitirrdquo-114268/

¿Se puede tener mayoría absoluta en el Parlamento y, al mismo tiempo, un Gobierno muy debilitado por los acontecimientos? La respuesta es sí. Y eso es, precisamente, lo que le sucede al Ejecutivo de Rajoy. España vuelve a ser castigada en los mercados ante la sucesión de malas noticias sobre el país. No sólo en el terreno político (corrupción), sino también en el económico: la actividad no despega y el desempleo -que es un indicador retrasado- no deja de subir.

La consecuencia más evidente de este cóctel explosivo es un ensanchamiento del diferencial con Alemania -la prima se ha vuelto a situar en 383 puntos básicos- a causa del aumento de la aversión al riesgo. O lo que es lo mismo, el bono español a 10 años ha vuelto a situarse en el 5,45%, el máximo nivel desde los primeros días de diciembre. pasado.

“¿Qué es lo que está lastrando la economía española a la luz de los mercados? Sin duda, los problemas políticos del Gobierno, desgastado por los ‘papeles de Bárcenas’. En palabras de Nicola Mai, analista de deuda soberana de PIMCO en Londres, uno de los mayores fondos de renta fija del mundo, "los problemas políticos del Gobierno preocupan al mercado de deuda en tanto que lo distraen de su acción y dificultan la gobernabilidad del país".

Y no sólo eso, para PIMCO, "la incertidumbre política puede a la larga afectar a la economía y a la inversión real y prolongar aún más la salida de la crisis".

Y es que los los mercados descuentan tres escenarios posible. El primero, que el presidente del Gobierno tenga que dimitir, arrastrado por los acontecimientos. Este sería el escenario principal y el más preocupante, pero no tiene por qué ser el más probable. El segundo, que las investigaciones desinflen el caso Bárcenas y al final el aumento del diferencial con Alemania haya sido sólo pasajero. Flor de un día. Y el tercer escenario pasa porque las investigaciones judiciales se alarguen durante mucho tiempo sin que haya una respuesta clara sobre lo que ha sucedido, lo que inevitablemente llevaría a convivir con una elevada prima de riesgo durante mucho tiempo.

Este tercer escenario es el más preocupante para los mercados debido a que una crisis política permanente, junto a una economía en recesión, podría llevar al surgimiento de movimientos políticos de carácter extremista, como en Grecia.

El director de un servicio de estudios de un gran banco nacional abunda en la misma idea. “Lo peor que puede suceder es que el caso Bárcenas derive en una crisis política”. Y en este sentido, recuerda lo que sucedió en Italia en el verano de 2011, cuando Berlusconi fue obligado a dimitir y dar paso a Mario Monti.

Adiós al consenso

En los mercados hay consenso en que un Gobierno debilitado por los acontecimientos -aunque tenga mayoría absoluta- tiene más dificultades para continuar la senda reformista. Sobre todo cuando los analistas consultados por este diario esperaban un mayor “clima de consenso” a nivel político. La decisión del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de pedir la dimisión de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno no hace más que emponzoñar la situación, aseguran.

No habrá, por lo tanto, clima de diálogo en el Parlamento, crispado por los casos de corrupción, y eso pesa como una losa en unos mercados convencidos de que España todavía tiene que hacer muchas reformas económicas para poder cumplir los calendarios de consolidación fiscal. El propio Gobierno se encontrará con más oposición en la calle si ahora quiere aprobar nuevos ajuste del gasto público.

Hay que tener en cuenta que aunque el Tesoro Público ha captado en enero cerca de 26.000 millones de euros (incluyendo una emisión a 10 años sindicada), frente a unos vencimientos de casi 20.000 millones, todavía tiene que hacer frente a importantes vencimientos a partir del segundo trimestre (en febrero y marzo son escasos). Hay, sin embargo, un riesgo, derivado de las elecciones italianas, que pueden aumentar las incertidumbres financieras.

Como asegura un analista, la subida de la prima de riesgo y el aumento de la aversión al riesgo tiene que ver únicamente con España, toda vez que ayer no se publicaron indicadores relevantes que pudieran afectar al mercado. Incluso el informe del FMI sobre España se muestra complaciente con las reformas aprobadas por el Gobierno, mientras que los datos de paro y afiliación -aunque sean malos- no lo son tanto si se analizan en términos desestacionalizados. Según este informe del BBVA, han sido incluso mejores de lo esperado. El único elemento ‘exógeno’ que ha podido influir en el desplome de la bolsa española tiene que ver con el levantamiento de la prohibición de las posiciones cortas, pero este efecto ya se manifestó la semana pasada con mayor intensidad.

España, en todo caso y en el peor de los escenarios, siempre tiene la posibilidad de acudir al Mecanismo de Estabilidad (Mede) de la Unión Europea, un instrumento que hoy descarta el Ministerio de Economía. Máxime cuando las elecciones alemanas se van acercando (en septiembre) y no es, precisamente, la mejor tarjeta de visita para que Merkel revalide su mayoría. El rescate tendría que pasar necesariamente por el Parlamento alemán en periodo preelectoral.

¿Qué te ha parecido el artículo?