La justicia obliga a reabrir las urgencias manchegas eliminadas por Cospedal

Otro éxito de la lucha contra los recortes

Debemos de celebrarlo, pero sobre todo estamos obligados a sacar lecciones. Cuando la unidad entre el pueblo es máxima -por encima de las divisiones entre "izquierda" y "derecha"- nada puede detener nuestra fuerza.

5
3 votos
23-01-2013
Publicidad
La Junta castellano-manchega eliminó por decreto el servicio sanitario de urgencias para 21 municipios, dejando desprotegidos a más de 100.000 ciudadanos. Creí­an que tení­an impunidad para decretar la vida y la muerte... Pero han comprobado que no es verdad. La movilización popular ha obligado al Tribunal Superior de Justicia a revocar temporalmente la decisión del gobierno autonómico, ordenando la reapertura de los servicios clausurados. ¡Vaya que sí­ se puede!
 La movilización popular ha obligado al Tribunal Superior de Justicia a revocar temporalmente
La movilización popular ha obligado al Tribunal Superior de Justicia a revocar temporalmente
La Junta castellano-manchega eliminó por decreto el servicio sanitario de urgencias para 21 municipios, dejando desprotegidos a más de 100.000 ciudadanos. Creí­an que tení­an impunidad para decretar la vida y la muerte... Pero han comprobado que no es verdad. La movilización popular ha obligado al Tribunal Superior de Justicia a revocar temporalmente la decisión del gobierno autonómico, ordenando la reapertura de los servicios clausurados. ¡Vaya que sí­ se puede!

Pocas horas después de que se decretara, por imposición judicial, la reapertura de las urgencias nocturnas manchegas, un vecino de Adobes -dependiente del centro de salud de Pobo de Dueñas- recibió tratamiento por un ictus repentino.


Si hubiera persistido la clausura, habría precisado mucho más tiempo del necesario para ser atendido a tiempo.
Es solo un ejemplo. Pero muy significativo de que los recortes en sanidad, de verdad, matan.


Por eso, se ha levantado una rebelión popular generalizada en todos los municipios manchegos afectados. En la que han participado alcaldes y concejales del PP.


Mario Muñoz, concejal popular en El Pobo de Dueñas, se sumaba a la manifestación de protesta con una pancarta en la que se leía: “Soy un concejal del PP estafado y engañado”.


No es un caso aislado. Cuatro concejales del PP de Honrrubia dimitieron tras conocer la decisión de la Junta. Y en la manifestación de Guadalajara, varios alcaldes del PP compartieron la pancarta de cabecera con el alcalde socialista de Tembleque, que interpuso el recurso ante el Tribunal Constitucional que ha paralizado el cierre de las urgencias manchegas.


Estamos ante un salvaje hachazo contra la salud del 90% de la población. Un recorte que se traduce en años de vida... cuando no entre la vida y la muerte.


Y ejecutado, únicamente, porque el FMI y la Comisión Europea, es decir Berlín, han decidido que una parte de los presupuestos autonómicos, que antes se destinaban a sanidad, ahora deben abonarse a un pequeño puñado de bancos extranjeros, en concepto del “pago de la deuda”.


Pero lo más importante es que, a pesar de todo su poder, han tenido que dar marcha atrás. Pensaban que una decisión tomada en Washington o en Berlín iba a aplicarse sin oposición en La Mancha... Pero se olvidaban que esta es la tierra de Don Quijote, donde los imposibles son lo más parecido a la realidad.


Debemos de celebrarlo, pero sobre todo estamos obligados a sacar lecciones. Cuando la unidad entre el pueblo es máxima -por encima de las divisiones entre “izquierda” y “derecha”- nada puede detener nuestra fuerza.
Ha ocurrido en La Mancha... Y sucederá en toda España.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS