El saqueo del sector financiero español

Alas a la banca extranjera

De Guindos y el BCE son los arietes de la intervención que hay tras el "rescate" para que el capital financiero extranjero (principalmente bancos alemanes o británicos y fondos de inversión norteamericanos) se quede con una parte de la red bancaria a precios de derribo.

5
4 votos
15-01-2013
Publicidad
La decisión del Banco de España de "recomendar" a los bancos españoles que reduzcan el interés que ofrecen para captar el ahorro de sus clientes, depósitos y cuentas corrientes, ha sido recibida a regañadientes por los directivos del sector; pero sobre todo ha destapado el fondo del problema: "la banca española está intervenida, sea sana o no".
 Todos coinciden en que estas limitaciones "vuelven a dar alas a la banca extranjera" al no estar sometida a las mismas reglas que la española. "Ellos sí­ pueden remunerar los depósitos y cuentas al tipo de interés que quieran".
Todos coinciden en que estas limitaciones "vuelven a dar alas a la banca extranjera" al no estar sometida a las mismas reglas que la española. "Ellos sí­ pueden remunerar los depósitos y cuentas al tipo de interés que quieran".
La decisión del Banco de España de "recomendar" a los bancos españoles que reduzcan el interés que ofrecen para captar el ahorro de sus clientes, depósitos y cuentas corrientes, ha sido recibida a regañadientes por los directivos del sector; pero sobre todo ha destapado el fondo del problema: "la banca española está intervenida, sea sana o no".

Según el Banco de España las entidades deberán ofrecer una rentabilidad máxima del 1,75 % en los depósitos de menos de un año; hasta el 2,25% para los depósitos de uno a dos años, y el 2,75% para los de más de dos años. Así mismo que las cuentas corrientes se remuneren como máximo al 1,25%. "El FMI y Berlín buscan intervenir el sistema financiero español para entrar a saco en él"


El sector bancario ve en las medidas del BE un peligro para su política comercial para obtener liquidez y ganar clientes. Pero sobre todo, lo que está levantando ampollas es la evidencia de que detrás del “rescate financiero” lo que hay es una auténtica intervención generalizada de todo el sistema financiero español. “Parece que la banca española está intervenida sea sana o no”, según algunos directivos de banca mediana.


Todos coinciden en que estas limitaciones “vuelven a dar alas a la banca extranjera” al no estar sometida a las mismas reglas que la española. “Ellos sí pueden remunerar los depósitos y cuentas al tipo de interés que quieran”.
Pero son los ejecutivos de las entidades nacionalizadas, antiguas Cajas de Ahorros, quienes más claramente están viendo las orejas al lobo y denuncian que la banca extranjera y los fondos de inversión empiezan a tener un trato privilegiado.


De Guindos y el BCE son los arietes de la intervención que hay tras el “rescate” para que el capital financiero extranjero (principalmente bancos alemanes o británicos y fondos de inversión norteamericanos) se quede con una parte de la red bancaria a precios de derribo. Una red saneada con miles de millones de dinero público, convertido en deuda más intereses. “Se van a llevar red, cuota de mercado y clientes sin casi inversión”.

¿Un mundo al revés?
A estas alturas ya están todas las cartas del “rescate financiero” boca arriba. Lo que parecía un mundo al revés –el hecho de que los bancos alemanes se hayan quedado fuera del control del FMI y el BCE, a pesar de que necesitan casi el triple de capital que los españoles para sanearse (según la OCDE frente al 2% del PIB de la banca española, la alemana necesita más del 5% del PIB)- no es más que la confirmación de lo que el FMI y Berlín buscaban: intervenir el sistema financiero español para entrar a saco en él. Necesitaban implantar su control sobre nuestra banca porque la solución para la suya y los intereses de sus fondos pasan por saquear la nuestra y comprarla ya saneada a precio de saldo. Y eso sí que está sometido a vigilancia del FMI, BCE y Berlín.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS