SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

El Gobierno planea adelantar la jubilación a los 67 para cumplir con Bruselas

El Confidencial

5
1 votos
09-01-2013
Publicidad
http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/080326/retraso-de-la-edad-de-jubilacion-a-los-67-anos-antes-de-2027-el-gobierno-planea-adelantar-su-entrada-en-vigor-para-cumplir-con-bruselas http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/080326/retraso-de-la-edad-de-jubilacion-a-los-67-anos-antes-de-2027-el-gobierno-planea-adelantar-su-entrada-en-vigor-para-cumplir-con-bruselas



El Gobierno planea adelantar la entrada en vigor de la edad de jubilación a los 67 años antes de 2027. Mariano Rajoy quiere adelantarse a una nueva imposición de Bruselas. Se trabaja ya en ese escenario de acelerar la puesta en marcha de la reforma de las pensiones, aunque sin fecha concreta todavía.

La Comisión Europea consideró necesario, a finales de diciembre, que España adapte más la edad de jubilación a la esperanza de vida, a fin de garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. En su informe sobre la sostenibilidad fiscal, afirma que España ha acometido "una importe reforma de las pensiones en 2011 con un impacto positivo visible en el gasto", pero la ve insuficiente a medio y largo plazo.

Añade que "el gasto público en pensiones previsto permanece claramente por encima de la media de la Unión Europea hasta 2060, incluso si se tienen en cuenta los efectos de la reforma".

Pues bien. Según han reconocido a El Confidencial Digital fuentes del Gobierno, el Ejecutivo se está planteando estos días acelerar la puesta en marcha de la reforma de las pensiones aprobada por Zapatero en 2011, que entregó en vigor el 1 de enero y, de momento, prevé el retraso de la edad de jubilación a los 67 años en 2027.

Discrepancias en el Gobierno

Varios equipos trabajan ya en esa dirección, en la que se busca adelantarse a un posible ultimátum de Bruselas en los próximos meses, que, hasta el momento, no se ha producido.

El debate está ya abierto en el seno del equipo económico de Moncloa, aunque todavía no se han trazado plazos ni fechas concretas. Incluso, según las fuentes consultadas, no todos miembros del equipo de Rajoy ven con buenos ojos esta nueva vuelta de tuerca.

Sin embargo, en el Gobierno admiten que conocen que las autoridades europeas consideran que la actual reforma de las pensiones se queda corta y que hay que adaptar la edad de jubilación a la esperanza de vida, lo que conduce, irremediablemente, a la puesta en marcha de un factor de sostenibilidad para recortar el gasto en pensiones.

Desligar la actualización de las pensiones del IPC

Tal y cómo se contó en estas páginas, el Gobierno va a poner fin a la revalorización automática de las pensiones, que hasta ahora se aplicaba en función del IPC de noviembre. Por tanto, la no actualización de este año no será una excepción coyuntural. El Ejecutivo ultima un informe a la Comisión del Pacto de Toledo en el que comunicará a lo largo de este mes, que sólo se subirán cuando exista superávit en la Seguridad Social.

El plan que ha diseñado el equipo económico de Moncloa es cambiar el vigente sistema de actualización de las pensiones ligado a la evolución de los precios a lo largo del año, contabilizado con el IPC de noviembre.

La actual reforma de las pensiones

La reforma del sistema de pensiones que eleva la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años en un horizonte de 15 años, hasta 2027, entró en vigor el 1 de enero. Este incremento se realizará a razón de un mes por año durante los seis primeros ejercicios y de dos meses por año durante los nueve últimos.

Esta ley fue aprobada definitivamente en agosto de 2011, entrando en vigor algunas de sus disposiciones ese mismo mes y otras en enero de 2012, si bien la puesta en marcha del grueso de la reforma, como la subida de la edad de jubilación, se estableció en el 1 de enero de 2013.

En coherencia con el incremento en la edad de jubilación incluido en la norma, aquellos que salgan del mercado laboral a los 67 años tendrán que haber cotizado 37 años para poder cobrar la pensión máxima, frente a los 35 años que se exigían anteriormente. Este tránsito se realizará progresivamente, en paralelo a la subida de la edad legal de jubilación.

La reforma amplía de 15 a 25 años el periodo de cálculo de las pensiones, lo que podría tener un efecto de subida o bajada del 1% sobre las pensiones en el caso del Régimen General y algo mayor en el caso de los autónomos. Este periodo se extenderá de año en año hasta 2022, es decir, que se llegará a los 25 años de cálculo en un horizonte de diez años.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad