La actividad de U.C.E. en el 2012

Cada vez más decisivos

En todas las movilizaciones de 2012, se ha notado la presencia de U.C.E., desde las dos huelgas generales a las actividades del 15-M o la lucha contra la intervención, que ellos llaman "rescate"-.

5
6 votos
20-12-2012
Publicidad
Si tuviéramos que elegir de entre toda la intensa actividad polí­tica que nuestro partido ha desplegado a lo largo de este año un sólo acontecimiento como el más importante, éste serí­a, sin duda, el bloque de cerca de 1.000 personas llegado de más de 40 provincias de toda España para asistir a La Marcha a Madrid del pasado 15 de septiembre y el posterior mitin que celebramos en el Instituto Cervantes. Todos lo vimos. Prácticamente todos los que estamos hoy aquí­ hemos sostenido las pancartas que llevamos y hemos amplificado nuestras consignas para que las escucharan y se unieran a ellas el millón de asistentes a la Marcha. Los grandes carteles que encabezaban nuestro bloque con la consigna de ¡INTERVENCIÓN NO! y las otras dos pancartas centrales que le sucedí­an, diciendo que ¡No nos da la gana ser una provincia de la banca alemana! y ¡Las pensiones a la Constitución. Referéndum ya! son la mejor sí­ntesis del programa que a lo largo del año hemos difundido incansablemente en nuestro trabajo polí­tico.
 Nuestro partido no sólo ha participado activamente en las campañas y movilizaciones sino que se ha ido convirtiendo en una fuerza cada vez más decisiva, a la hora de señalar al hegemonismo, a Washington y Berlí­n, como el blanco principal; haciendo que cale entre sectores cada vez más amplios nuestro programa de Frente Amplio de Unidad para salir de la crisis.
Nuestro partido no sólo ha participado activamente en las campañas y movilizaciones sino que se ha ido convirtiendo en una fuerza cada vez más decisiva, a la hora de señalar al hegemonismo, a Washington y Berlí­n, como el blanco principal; haciendo que cale entre sectores cada vez más amplios nuestro programa de Frente Amplio de Unidad para salir de la crisis.
Si tuviéramos que elegir de entre toda la intensa actividad polí­tica que nuestro partido ha desplegado a lo largo de este año un sólo acontecimiento como el más importante, éste serí­a, sin duda, el bloque de cerca de 1.000 personas llegado de más de 40 provincias de toda España para asistir a La Marcha a Madrid del pasado 15 de septiembre y el posterior mitin que celebramos en el Instituto Cervantes. Todos lo vimos. Prácticamente todos los que estamos hoy aquí­ hemos sostenido las pancartas que llevamos y hemos amplificado nuestras consignas para que las escucharan y se unieran a ellas el millón de asistentes a la Marcha. Los grandes carteles que encabezaban nuestro bloque con la consigna de ¡INTERVENCIÓN NO! y las otras dos pancartas centrales que le sucedí­an, diciendo que ¡No nos da la gana ser una provincia de la banca alemana! y ¡Las pensiones a la Constitución. Referéndum ya! son la mejor sí­ntesis del programa que a lo largo del año hemos difundido incansablemente en nuestro trabajo polí­tico.

 

Un trabajo político que, como hemos visto en el video, ha sido tan amplio como intenso.

Entre las elecciones generales del 20 de Noviembre de 2011 y las catalanas del pasado 25 de Noviembre, nuestro partido ha llevado adelante 6 campañas electorales, las generales del 20-N de 2011 y las autonómicas de Andalucía, Asturias, Euskadi, Galicia y Cataluña. Y participado activamente en las dos Huelgas Generales y las cinco grandes movilizaciones convocadas contra los planes del hegemonismo aplicados en nuestro país. "Bajo el lema "¡No es recate, es intervención y saqueo!", U.C.E. convocamos concentraciones en todas las ciudades españolas el mismo día que se aprobaba el "rescate-atraco""

Nuestro partido no sólo ha participado activamente en las campañas y movilizaciones sino que se ha ido convirtiendo en una fuerza cada vez más decisiva, a la hora de señalar al hegemonismo, a Washington y Berlín, como el blanco principal; haciendo que cale entre sectores cada vez más amplios nuestro programa de Frente Amplio de Unidad para salir de la crisis basado en la redistribución de la riqueza, la ampliación de la democracia y la defensa de la soberanía nacional; y de fijar la batalla de las pensiones como la batalla que podemos lograr la máxima unidad y ganarla.

 

En mayo de 2009, y después de casi 20 años sin presentarnos por distintas razones a ninguna elección como partido, decidimos presentar nuestras candidaturas a las europeas. Sacamos entonces poco más de 3.000 votos. Dos años después, las elecciones generales del 20-N de 2011 supusieron la presentación ante el conjunto de España de nuestro programa de “Redistribución de la riqueza, Ampliación de la democracia y Defensa de la soberanía nacional”, como nunca lo habíamos hecho antes. Sacando 32.768 votos al Senado (y 16.148 al Congreso). Lo que significa una multiplicación por más de 10 en ese breve espacio de tiempo.

 

Unificación Comunista de España recogimos las 80.000 firmas necesarias para presentarnos por las 52 circunscripciones electorales. La misma recogida de firmas y la campaña electoral supuso un salto organizativo con la expansión territorial. Recuperando provincias históricas y extendiéndonos a otras, como Sevilla, Málaga, Canarias, León o Cuenca.

 

El Mitin central de presentación de las candidaturas “De Verdad Contra la crisis”, celebrado en Madrid el 6 de noviembre abarrotó el Centro Cultural del Pozo del Tío Raimundo. Asistentes de 45 provincias respaldaron a la candidatura “52 Mujeres De Verdad contra la crisis”.

 

Enviaron comunicados de apoyo los escritores Fermín Cabal, Juan Madrid y Juan Goytisolo. Entre los invitados más destacados el pintor Antonio López y el director de cine Miguel Hermoso que dirigió unas palabras llamando a recuperar la tradición comunista.

 

En Andalucía, no nos presentábamos a unas elecciones autonómicas desde 1982. En marzo sacamos 1.019 votos para el programa concreto de redistribución de la riqueza para crear un millón de puestos de trabajo, ampliación de la democracia y defensa de la soberanía nacional con el que nos presentamos.

 

En Asturias, Galicia y Euskadi nunca nos habíamos presentado a unas elecciones autonómicas. No porque permaneciéramos al margen de ellas, sino porque habíamos valorado la conveniencia de pedir el voto para otras fuerzas políticas. De conjunto, sacamos 2.435 votos.

 

En Cataluña, en las elecciones autonómicas de 2010 sacamos 904 votos. El pasado mes de noviembre, con un programa de Unidad y Redistribución de la riqueza frente a las mentiras de Mas, sacamos 2.502 votos. Una multiplicación por 2,7 en apenas un año.

 

A lo largo de todas estas campañas electorales nuestro partido ha desarrollado una intensa labor de difusión del programa, especialmente allí donde hemos podido hacer campaña directa y han llegado nuestros candidatos.

 

Miles de ciudadanos nos han respaldado con sus votos, y aunque todavía es un apoyo electoral muy reducido al que no nos resignamos, podemos decir que hemos ido acumulando fuerzas y votos. Porque cada uno de los más de 60.000 votos a nuestro partido que hemos acumulado desde que decidimos presentarnos a las elecciones es un voto consciente y a contracorriente. 

Tan consciente y a contracorriente como para aguantar el tirón del “voto útil” de izquierdas a IU en las generales, Andalucía, Asturias, a Alternativa Galega de Esquerda en Galicia o a Ciutadans en Cataluña.

Porque el valor de estos votos es que sobre todo los hemos mantenido e incrementado en aquellas localidades donde hemos desarrollado campaña directa o había candidatos locales.

 

Pero además de las batallas electorales, nuestro partido ha participado activamente en todas las grandes movilizaciones convocada por los sindicatos, la Cumbre Social o el 15-M.

 

En ellas, la agitación y la propaganda, nuestras consignas y canciones han contribuido decisivamente a que la línea de situar al imperialismo –al FMI y Berlín– como blanco principal se vaya abriendo camino entre las organizaciones y en las movilizaciones populares. 

 

Todos recordamos cómo en las primeras manifestaciones convocadas por los sindicatos contra las medidas de Zapatero, el blanco estaba situado en la patronal. Posteriormente, y en gran medida como fruto de nuestra actividad, la gran banca empezó a parecer en primer plano. Y hoy, dos años después, Merkel, la Troika y Berlín se han convertido ya en el centro de multitud de pancartas, carteles y consignas llevadas de forma independiente por la gente, y en el blanco de las intervenciones de los dirigentes sindicales.

 

El 19 de julio, varios millones de personas recorren las calles de más de 80 ciudades españolas contra la subida del IVA y los recortes a los parados, a los salarios de los funcionarios, a la Sanidad y Educación… Un triunfo de la unidad por la convocatoria (sindicatos y más de 1.000 organizaciones de todo tipo) y la composición social de las manifestaciones: sindicatos, 15-M, parados, bomberos, médicos, profesores, funcionarios, jubilados y dependientes, jóvenes o amas de casa; inmigrantes; votantes de la izquierda y del PP…

 

En 47 ciudades, los bloques rojos de Unificación Comunista no sólo levantaron sus consignas contra los recortes, también señalando los principales responsables: el FMI y Bruselas, Washington y Berlín.

 

Pero además de participar en las grandes movilizaciones unitarias, nuestro partido hemos organizado también las nuestras propias. A mediados de junio, el gobierno de Rajoy se rinde ante la intervención del sistema financiero español por la banca extranjera. La respuesta de nuestro partido es inmediata: ¡No es rescate, es intervención y saqueo! La intervención supondrá nuevas medidas: más recortes y menos soberanía.

 

En las semanas siguientes, como denuncia nuestro partido, asistimos a la subida del IVA, al recorte a los funcionarios, de las prestaciones a los parados, a los recortes en sanidad y educación, al copago sanitario y los recortes a las pensiones… La “troika” , los “hombres” de negro del FMI, el BCE, Washington y Berlín, ya se pasean por España.

 

UCE convoca concentraciones en el centro de las principales ciudades además de apoyar las concentraciones convocadas por el 15-M contra la intervención.

 

El 19 de julio, varios millones de personas recorrieron las calles de más de 80 ciudades españolas contra la subida del IVA y los recortes a los parados, a los salarios de los funcionarios, a la Sanidad y Educación…

 

El 19-J fue sobre todo un triunfo de la unidad, tanto por la convocatoria (sindicatos y más de 1.000 organizaciones de todo tipo que darían lugar a la formación de la Cumbre Social) como por la composición social de las manifestaciones: sindicatos, 15-M, parados, bomberos, médicos, profesores, funcionarios, jubilados y dependientes, jóvenes o amas de casa; inmigrantes; votantes de la izquierda y del PP…

 

En 47 ciudades los bloques rojos de Unificación Comunista no sólo levantamos nuestras consignas contra los recortes, también señalando los principales responsables: el FMI y Bruselas, Washington y Berlín.

 

En una situación del país auténticamente en llamas, con dos huelgas generales y manifestaciones masivas que todos los días recorren la geografía del país, nuestro partido ha desplegado este año todas sus fuerzas en las convocatorias, y seguimos contribuyendo decisivamente con nuestra participación en el avance de la conciencia antihegemonista y la necesidad de la unidad en un frente amplio.

 

También durante este año nuestro partido ha seguido manteniendo la exigencia que lanzamos en diciembre de 2010 de las pensiones a Referéndum.

 

Tras los procesos electorales y la Huelga General de marzo, y ante las presiones de Washington y Berlín para imponer un nuevo y más decisivo hachazo a las pensiones, nuestro partido vuelve a relanzar la campaña, multiplicando la recogida de firmas y las concentraciones ante los ayuntamientos. “La nueva reforma de las pensiones está ya en el ojo del huracán… Quieren recortarlas, acabar con la revalorización según el IPC, la aplicación inmediata de la jubilación a los 67 y retrasarla a los 70, la ampliación a 40 años para calcular la pensión… y liquidar el fondo de reserva”.

La exigencia de un referéndum para llevar las pensiones a la Constitución es una batalla en la que podemos unir al 90% de la población y derrotarles.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS