SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Merkel: austeridad sí­, pero no para Alemania

Breaking Views

5
3 votos
23-11-2012
http://www.cincodias.com/articulo/opinion/austeridad-alemania/20121121cdscdsopi_1/ http://www.cincodias.com/articulo/opinion/austeridad-alemania/20121121cdscdsopi_1/

Una salud pública más barata, mayores pensiones y unos generosos y nuevos beneficios sociales se suman a un proyecto de ley de presupuestos multimilonario en Alemania, pese a la cruzada de Angela Merkel por la austeridad. La canciller alemana está gastando dinero libremente para atraer votantes ante las duras elecciones parlamentarias del año que viene.

Los factores cíclicos están frenando temporalmente el gasto público y aumentando los ingresos fiscales. Por ejemplo, el bajo rendimiento del bund alemán está haciendo bajar la carga de intereses públicos en unos 20.000 millones de euros al año y la fuerte caída del desempleo ha reducido el gasto en prestaciones. Pero estos efectos temporales irán desapareciendo. Mientras, la coalición de Merkel está aumentando el gasto estructural.

En principio, no debería ser una mala noticia. El G20 ha tratado de empujar a Alemania para que estimule la economía y contribuya a reducir los desequilibrios financieros. Dentro de la eurozona se necesita un menor superávit comercial alemán para ayudar a reequilibrar a los países con problemas. Y Alemania depende demasiado de la demanda externa.

Pero el problema es también la forma en que el gobierno alemán gasta el dinero. En el presupuesto de Merkel, las medidas cargarán a los contribuyentes de forma significativa sin impulsar la demanda interna, incluso dañando el potencial de crecimiento.

La llamada "prima del fogón" es un ejemplo. Desde el año que viene, el gobierno pagará a las madres jóvenes por quedarse en casa y cuidar de sus bebés hasta 150 euros al mes, lo que costará a los contribuyentes 1.400 millones al año. Cuanto más tiempo pasen las madres jóvenes fuera del mercado laboral, más tendrán que pelear por reincorporarse. Esto dañará el potencial crecimiento del PIB alemán, en un escaso 1,1% anual.

Ni Alemania ni sus socios pueden permitirse que la economía más fuerte de la eurozona desperdicie sus recursos financieros de esa manera. Merkel debería gastar más, pero de forma inteligente.

¿Qué te ha parecido el artículo?