Internacional, Industria del Automovil

Fiat + Chrysler: sexto grupo mundial

El sector del automóvil se tambalea y muchos predicen que del entramado de marcas actual habrá muchas que no sobrevivan y otras que se vean "aglutinadas" por los enormes grupos automovilí­sticos, entre los que se producirán fusiones y ventas po

0
0 votos
21-01-2009
Publicidad
Un incremento en la actividad en el sector del automóvil, azotado de manera muy severa por la crisis tanto en Europa como en EEUU, implicarí­a un aumento importante de los ingresos de la hacienda italiana. Un incremento en la actividad en el sector del automóvil, azotado de manera muy severa por la crisis tanto en Europa como en EEUU, implicarí­a un aumento importante de los ingresos de la hacienda italiana.

Después de muchos meses al borde del abismo, Chrysler, cuyas ventas de coches cayeron alrededor de un 30% en 2008, puede haber encontrado en Fiat la tabla de salvación que tanto necesita.

Ambos grupos han firmado un acuerdo no vinculante para forjar una alianza estratégica que, si nada se tuerce, deberí­a desembocar en la adquisición del 35% de Chrysler por el grupo italiano.

A cambio, el fabricante estadounidense recibirí­a tecnologí­a para hacer coches más pequeños y eficientes. La operación tiene sentido para ambas partes. Para Chrysler, porque la alianza con el grupo italiano aumenta sus posibilidades de supervivencia, muy reducidas en solitario, y allana el camino para recibir más fondos del Gobierno estadounidense, que ya le ha inyectado unos 4.000 millones de dólares.

Y para Fiat, que no desembolsarí­a fondos en la operación, porque le permitirí­a auparse hasta el sexto puesto de la industria con unas ventas superiores a los 4 millones de vehí­culos, y tomar posiciones para su relanzamiento en el mercado norteamericano que, pese a sus dificultades, o debido precisamente a ellas, puede mostrarse receptivo a los utilitarios y compactos.

La alianza está sujeta a una revisión de las finanzas de las compañí­as y la aprobación de los organismos reguladores, incluyendo el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que la semana pasada anunció un préstamo de emergencia para Chrysler. Los analistas consideran que Chrysler tendrá dificultades para sobrevivir como compañí­a independiente.

Chrysler, la cuarta mayor automovilí­stica de Estados Unidos por cuota de mercado, ha estado recortando costos y empleos en los últimos meses mientras buscaba un socio mayor. Según el acuerdo de ayuda financiera del Gobierno de Estados Unidos, debe demostrar a finales de marzo que puede ser viable.

Un incremento en la actividad en el sector del automóvil, azotado de manera muy severa por la crisis tanto en Europa como en EEUU, implicarí­a un aumento importante de los ingresos de la hacienda italiana.

El sector del automóvil se tambalea y muchos predicen que del entramado de marcas actual habrá muchas que no sobrevivan y otras que se vean "aglutinadas" por los enormes grupos automovilí­sticos, entre los que se producirán fusiones y ventas por doquier.

La concentración de capital es la solución a la que constantemente se ven abocados los medios productivos industriales para ser competitivos. Los conglomerados industriales en EE UU y Europa tienen que adecuarse no solo a la crisis económica sino a la competencia de otros actores y mercados emergentes.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad