Son tres las guerrillas que asolan una de las tierras más ricas del mundo

Continúa la masacre en el Congo

El sábado por la noche, Rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor LRA incendiaron una iglesia llena de fieles que asistí­an a una misa en el noreste de la República Democrática de Congo

0
0 votos
21-01-2009
Publicidad
Aún se desconoce cuántas ví­ctimas dejó el ataque según. La radio congoleña Okapi aseguró que en el momento del incendio habí­a cientos de personas en la iglesia. Los rebeldes atacaron además varias haciendas y mataron a los residentes con garrotes y hachas. LRA mató a más de 600 personas desde una masacre perpetrada en Navidad. Aún se desconoce cuántas ví­ctimas dejó el ataque según. La radio congoleña Okapi aseguró que en el momento del incendio habí­a cientos de personas en la iglesia. Los rebeldes atacaron además varias haciendas y mataron a los residentes con garrotes y hachas. LRA mató a más de 600 personas desde una masacre perpetrada en Navidad.
La LRA no es el único grupo que asolan y masacran esta zona Existen otras dos fuerzas rebeldes  que actúan contra el Gobierno congoleño.: el Frente Popular por la Justicia en el Congo (FPJC), una guerrilla compuesta por hemas congoleños (grupo étnico mayoritario de la región de Ituri junto con los lendus) que actúa en los alrededores de Bunia (Provincia Oriental) y la principal, el Congreso Nacional por la Democracia del Pueblo (CNDP), liderada por Laurent Nkunda, es la que ha lanzado la gran ofensiva actual  actúa principalmente en la provincia de Kivu Norte, la zona que posee las mayores riquezas de coltán y casiterita, además de wolframita, diamantes y otros minerales. Recientemente se ha descubierto petróleo en el Lago Alberto.
 
Las masacres están adoptando proporciones insoportables y preocupantes, ya que amenazan la estabilidad de toda la región de los Grandes Lagos. Y todo esto sucede en las narices en lo que es la mayor misión de paz de la ONU en el mundo, 17.000 soldados, con el mandato de proteger a la población civil y mantener la paz.
 
En noviembre del 2008 el portavoz militar de la Misión de la ONU en el Congo (Minuc), advirtió a sus tropas que se preparasen  para intervenir tras el incremento de los enfrentamientos entre soldados y rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP).  Siguen preparados.
 
Las fuerzas rebeldes cuentan con el apoyo de Ruanda y, e Estados Unidos, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica y Alemania. Es decir, los países con empresas mineras que se han visto perjudicadas por la irrupción de las compañías mineras chinas. Ya que en los últimos meses el Gobierno había concedido nuevos contratos, favoreciendo la entrada de compañías chinas.
 
El apoyo de las grandes potencias se traduce en una complicidad de la mayor parte de los grandes medios de comunicación, así como de muchas ONG que están presentes en la zona.
 
La zona este del Congo posee una de las máximas acumulaciones de minerales del planeta. Los gobiernos de los Estados Unidos y sus aliados precisan tener a alguien de confianza en la presidencia de la República Democrática del Congo con el fin de asegurarse el reparto de los contratos de explotación mineral según sus intereses. La estrategia de intervención en la región, donde ni Estados Unidos ni sus aliados disponen de sus propias fuerzas, se ha basado en el apoyo indirecto a las guerrillas. Mientras la ONU en su papel de mirar y esperar que el imperialismo yanqui, le de la señal de actuar.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad