Aumento de la pobreza en Cataluña y regalos de Mas a los más ricos

¿Qué "pacto fiscal" nos interesa a los catalanes?

La pobreza en Cataluña supera la media europea y española. Mientras Artur Mas perdona impuestos a las grandes fortunas o a bancos y monopolios.

5
4 votos
19-10-2012
Publicidad
Artur Mas adereza su órdago soberanista con triunfales predicciones: "si Cataluña fuera independiente, serí­a uno de los Estados más ricos de la UE". Lo que ocurre ahora es exactamente todo lo contario. Según un estudio de la Diputación de Barcelona, la pobreza en Cataluña es ya superior a la media europea y española. La mayorí­a de los catalanes somos más pobres al tiempo que el gobierno de Artur Mas multiplica los "regalos fiscales" a los más ricos.
 2,2 millones de catalanes, casi uno de cada tres, están por debajo del umbral de la pobreza,.
El 57% de los catalanes lo tienen muy crudo para llegar a fin de mes
2,2 millones de catalanes, casi uno de cada tres, están por debajo del umbral de la pobreza,. El 57% de los catalanes lo tienen muy crudo para llegar a fin de mes
Artur Mas adereza su órdago soberanista con triunfales predicciones: "si Cataluña fuera independiente, serí­a uno de los Estados más ricos de la UE". Lo que ocurre ahora es exactamente todo lo contario. Según un estudio de la Diputación de Barcelona, la pobreza en Cataluña es ya superior a la media europea y española. La mayorí­a de los catalanes somos más pobres al tiempo que el gobierno de Artur Mas multiplica los "regalos fiscales" a los más ricos.

 

La tasa de pobreza media en la UE está en el 21,6%. El porcentaje de españoles pobres escala hasta el 26,7%. Pero en Cataluña, la pobreza afecta nada menos que al 29,5% de la población.

Cataluña disfruta de una renta per capita que supone el 117% de la media europea, pero resulta que hay más catalanes en la pobreza que la proporción imperante en el conjunto de España. "Que paguen más los que más tienen. Este es el "pacto fiscal" que nos interesa a la mayoría de catalanes"

Es la expresión del abismo social. Somos más ricos, pero la riqueza está más concentrada en menos manos.

Hay más super-ricos… y más pobres.

No estamos hablando de números sin rostro. 2,2 millones de catalanes, casi uno de cada tres, están por debajo del umbral de la pobreza,.

El 57% de los catalanes lo tienen muy crudo para llegar a fin de mes. Y la pobreza se extiende, por primera vez, a mayor velocidad entre los menores de 65 años que entre los pensionistas. Es el resultado del aumento del paro y las rebajas salariales.

¿Qué hace el gobierno de Artur Mas ante este escandaloso aumento de la pobreza en Cataluña?

La primera medida que tomó al retornar a la Generalitat fue eliminar impuesto de patrimonio, que afecta sólo a quienes cobran más de 700.000 euros anuales. Gracias a este regalo a las grandes fortunas, la hacienda pública catalana ha dejado de ingresar 525,28 millones de euros anuales. Exactamente la cantidad en que se ha reducido este año el presupuesto destinado a sanidad.

Pero todavía hay más.  En mayo de 2005, CiU presentó en el Congreso de los Diputados una iniciativa que otorgaba una amnistía fiscal absoluta a las SICAVS, el vehículo que las grandes fortunas utilizan para eludir el pago de impuestos.

Gracias al voto del PP y el PSOE, la iniciativa salió adelante. Lo que ha permitido a las grandes fortunas catalanas dejar de pagar 249 millones de euros en impuestos cada año.

Cuantos más regalos a las grandes fortunas de la burguesía catalana… más pobreza para la mayoría de los catalanes.

¿Cataluña necesita un “pacto fiscal”? ¡Sí, pero en el sentido contrario que Mas propone!

Lo que nos interesa a los catalanes es que se obligue a pagar más a los que más tienen. 

Si se acabara con el atraco de los bancos extranjeros, a través de los draconianos intereses de la deuda. Si se obligara a pagar los impuestos que les corresponden a los grandes bancos y monopolios españoles. Y se terminaran los regalos fiscales y la evasión de impuestos de la gran burguesía catalana…

Entonces, la hacienda pública catalana recaudaría nada menos que 33.531 millones de euros más en los próximos cuatro años.

Suficientes para crear 900.000 nuevos puestos de trabajo, que acabarían de golpe con el paro y la pobreza.

¿No es este el “pacto fiscal” que nos interesa a los catalanes?

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS