Asambleas de electores para ampliar la democracia

Que el pueblo decida de verdad

Asambleas de Electores que impongan un severo control popular sobre los representantes polí­ticos.

5
1 votos
09-10-2012
Publicidad
La impunidad que disfruta la clase polí­tica les permite imponernos una catarata de recortes que viola abiertamente el compromiso adoptado en sus programas electorales. Y lo peor es que no pasada nada.
 Queremos asentar los principios y la práctica de una participación ciudadana que se convierta en garantí­a fundamental de una nueva democracia.
Queremos asentar los principios y la práctica de una participación ciudadana que se convierta en garantí­a fundamental de una nueva democracia.
La impunidad que disfruta la clase polí­tica les permite imponernos una catarata de recortes que viola abiertamente el compromiso adoptado en sus programas electorales. Y lo peor es que no pasada nada.

 

Todo el sistema político español está diseñado para blindar vergonzosamente a unas élites políticas que acatan con servidumbre los dictados del FMI o el BCE. Y para impedir que la voz popular de la mayoría pueda expresarse políticamente.

Las candidaturas de UCE-De Verdad contra la crisis proponemos darle la vuelta a esta situación. A través de Asambleas de Electores que impongan un severo control popular sobre los representantes políticos. "Cuanta más capacidad de decisión tengamos la mayoría, mejor podremos defender nuestros intereses"

Nuestro programa propone, y nuestros candidatos se comprometen a ello, formar Asambleas de Electores en cada barrio, pueblo o ciudad, un instrumento de participación democrática y capacidad de decisión popular que garantice esta doble relación.

Donde los cargos públicos electos estén obligados a responder ante sus votantes, y en la que los electores tengan la capacidad de revocar el mandato otorgado en caso de incumplimiento del programa para el que fueron votados.

Una alternativa que conecta directamente con la exigencia de “democracia real” expresada por movimientos como el 15-M, y que apoya la gran mayoría de la población.

Con ello queremos asentar los principios y la práctica de una participación ciudadana que se convierta en garantía fundamental de una nueva democracia. 

Cuanta más capacidad de decisión tengamos la mayoría, mejor podremos defender nuestros intereses. Cuanto más control ciudadano se imponga sobre los representantes políticos, menor margen tendrán para ejecutar sus abusos y desmanes.

 

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS