SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Escaso avance electoral de CiU tras el órdago de Mas

El Mundo

0
0 votos
30-09-2012
http://4.bp.blogspot.com/-HrUxUs0kSOc/UGfVqmwnF-I/AAAAAAAAE2s/HKF8uRGND6I/s1600/1+SONDEO+EL+MUNDO+-+SIGMA+DOS+%2528I%2529+CiU+no+alcanza+la+mayoria+absoluta+El+PSOE+se+hunde++mientras+PP+ERC+IU+crecen+ligeramente.jpg http://4.bp.blogspot.com/-HrUxUs0kSOc/UGfVqmwnF-I/AAAAAAAAE2s/HKF8uRGND6I/s1600/1+SONDEO+EL+MUNDO+-+SIGMA+DOS+%2528I%2529+CiU+no+alcanza+la+mayoria+absoluta+El+PSOE+se+hunde++mientras+PP+ERC+IU+crecen+ligeramente.jpg

CiU volverá a ganar con claridad las elecciones autonómicas del 25 de noviembre en Cataluña, pero el órdago soberanista no le servirá a Artur Mas para alcanzar la mayoría absoluta. Es la principal conclusión que se desprende de la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO. El sondeo, realizado entre el miércoles y el viernes de esta semana, apunta a un escenario poselectoral sin grandes cambios, con leves subidas de ERC e ICV y buenas perspectivas también para el PP, que puede ganar hasta dos escaños. El PSC continúa a la baja y pierde tres o cuatro diputados de los 28 actuales, que ya constituían su peor resultado histórico.


Artur Mas, que ha acortado la legislatura más de dos años tras el fracaso del pacto fiscal que promovía, conseguiría 64 o 65 representantes en el Parlament (ahora tiene 62), y se quedaría al menos a tres de la mayoría absoluta, fijada en 68 escaños.

Las 1.225 entrevistas de la muestra se realizaron justo después de que el presidente de la Generalitat anunciara el adelanto electoral, y durante los días en los que desveló que su propuesta estrella para las autonómicas será la celebración de un referéndum de autodeterminación, con o sin permiso del Gobierno central, en la próxima legislatura.

El desafío de Mas no le otorgará, según el sondeo, la mayoría absoluta que busca, pese a que los nacionalistas se han subido a la ola independentista que se generó tras la multitudinaria manifestación de la Diada con ese objetivo.

Aunque CiU consigue revertir el efecto de sus duros recortes sociales, los beneficios son mínimos: la federación apenas gana un 0,7% en porcentaje de votos, del 38,5% que logró en las elecciones de 2010 al 39,2% que le vaticina el sondeo el 25-N.

Los catalanes no darán a Mas la «gran mayoría social» que pide para ponerse al frente al proceso soberanista, y los partidos que apoyan sin ambages el referéndum tampoco obtienen mejoras espectaculares: aunque ICV y ERC arañarían uno y dos diputados, respectivamente, Solidaritat -el otro partido netamente independentista del Parlament- perdería al menos dos de los cuatro representantes que logró en 2010, y podría incluso quedarse fuera de la Cámara.

CiU y ERC (a la que el sondeo pronostica 12 diputados, frente a los 10 actuales) sí suman una mayoría absoluta cómoda, pero ya lo hacían hasta ahora. Sin embargo, Mas ha preferido gobernar negociando cada ley por separado -lo que llamó la «geometría variable»-, algo que, a la hora de la verdad, se tradujo en que el PP acabó apoyando la mayoría de sus proyectos más importantes, muy especialmente los Presupuestos.

Según la encuesta de Sigma Dos, CiU ganaría de nuevo en todas las circunscripciones. En Barcelona podría sumar un escaño a los 35 actuales, igual que en Gerona y en Lérida (de nueve a 10 en ambos casos). En esas dos provincias, los nacionalistas obtendrían esa subida a costa de la caída del PSC. En cuanto a Tarragona, el diputado que también allí se dejarían los socialistas iría a parar a ERC, mientras que el partido del Govern no conseguiría superar sus nueve representantes actuales.

El sondeo confirma que el PSC no levanta cabeza. Los socialistas, que con toda probabilidad hoy elegirán como candidato a su líder, Pere Navarro, se quedarían con 24 o 25 diputados, en lo que constituiría el peor resultado de su historia. De confirmarse estas predicciones, que les auguran una caída de 1,4 puntos sobre el porcentaje de votos de las últimas autonómicas, pulverizarían el suelo de 28 escaños que alcanzó José Montilla en 2010 tras el tripartito.

Inmersos en grandes debates, tanto internos -con un fuerte sector catalanista- como externos -por los recelos del PSOE acerca de algunas decisiones del partido-, los socialistas se abstuvieron en la votación parlamentaria que dio vía libre al referéndum e incluso presentaron una propuesta propia de consulta para «ejercer el derecho a decidir», aunque «dentro de la legalidad».

El PSC no remontaría en su feudo de Barcelona: se quedaría con 17 escaños y con un apoyo de entre el 17% y el 18% de los votos, lejos de los resultados anteriores a 2010. De hecho, CiU doblaría a los socialistas en la provincia, lo cual puede suceder con mucha más holgura en el resto de circunscripciones. El partido de Navarro se dejaría un diputado en Tarragona y Lérida, podría perderlo también en Gerona y su papel como segunda formación de la Cámara catalana quedaría difuminado.

El PP de Alicia Sánchez-Camacho estaría en condiciones de superar, según la encuesta, los 18 diputados de 2010, que ya fueron su mejor resultado histórico. Con un mensaje de oposición nítida al desafío soberanista de Mas, los populares podrían ganar hasta dos diputados -uno en Barcelona y otro en Gerona- y se consolidarían como el tercer partido del Parlamento catalán. En esta ocasión, el porcentaje de voto del PP subiría medio punto, hasta el 12,8%.

ICV perdería el cuarto puesto en la Cámara en favor de ERC, debido a que la ley electoral otorga una sobrerrepresentación a los sufragios emitidos en Gerona, Lérida y Tarragona frente a los de Barcelona. Los ecosocialistas de Joan Herrera obtendrían un 8,5% de los votos -por un 8,2% de ERC-, pero ganarían sólo un diputado, por dos de los independentistas.

Las perspectivas de ambos partidos son buenas: el sondeo augura que ICV ganará un escaño en Barcelona -aunque seguiría sin representación por Lérida-, y que ERC también logrará un diputado más en la principal circunscripción catalana y, además, crecerá en Tarragona. De estos datos se desprende que los republicanos podrían beneficiarse más que CiU de la escalada soberanista: su subida, de 1,2 puntos, sería superior al 0,7% que ganaría la federación que encabeza Mas.

Solidaritat Catalana per la Independència (SI), cuya lista encabezó Joan Laporta en 2010, corre el riesgo de perder sus cuatro diputados. Con el ex presidente del Barça ya fuera del partido, SI perdería su diputado por Gerona y sufriría para mantener dos de los tres que obtuvo por Barcelona. La barrera del 3% de votos para entrar en la Cámara será decisiva.

Lo mismo le sucede a Ciutadans, aunque el partido mantendría con holgura sus tres diputados, según el sondeo. La formación que preside Albert Rivera se consolidaría así en el Parlament por tercera legislatura consecutiva, después de dar la campanada en 2006 con una crítica radical a los partidos nacionalistas. Sin embargo, seguiría sin lograr representación fuera de Barcelona.

El análisis del sondeo en términos identitarios depende de dónde se sitúe a ICV, un partido de alma federalista pero que cobija también a independentistas y que apoya la celebración de una consulta. Si se les cuenta en el frente soberanista junto a CiU, ERC y SI, ese bloque se movería entre los 87 y los 90 diputados, rozando los dos tercios de la Cámara.

Si, en cambio, sus votos se unen a los de PSC, PP y Ciutadans, las fuerzas estarían más equilibradas: los soberanistas lograrían entre 76 y 79 representantes y los que se oponen a la ruptura con el resto de España entre 56 y 59.

¿Qué te ha parecido el artículo?