SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Una relación delicada con China

The New York Times

5
2 votos
19-09-2012
Publicidad
http://www.nytimes.com/2012/09/06/opinion/a-touchy-relationship.html?partner=rssnyt&emc=rss&_moc.semityn.www http://www.nytimes.com/2012/09/06/opinion/a-touchy-relationship.html?partner=rssnyt&emc=rss&_moc.semityn.www

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton recurrió a una refexión filosófica el miércoles para describir el impasse entre Estados Unidos y China sobre una serie de cuestiones de enormes proporciones. "Nuestras dos naciones", dijo, "estamos tratando de hacer algo que nunca se ha hecho en la historia, que es escribir una nueva respuesta a la pregunta de qué sucede cuando un poder establecido y un poder en ascenso se encuentran." Como ha probado el quinto viaje de la secretaria a China, este está demostrando ser un proceso complicado.


La señora Clinton y los funcionarios chinos no lograron ponerse de acuerdo sobre dos grandes temas en su agenda: reducir las tensiones en el Mar del Sur de China y terminar con las violentas turbulencias del presidente Bashar al-Assad en Siria. El resultado fue decepcionante, pero no inesperado cuando ambos países tienen otras cosas en mente. Los líderes chinos están involucrados en la transición del liderazgo que se produce una vez  cada década-, así como de los escándalos políticos en el Partido Comunista. Estados Unidos está ocupado en una campaña presidencial.

Sin embargo, la señora Clinton tenía razón al insistir en un terreno común. Limitado por algunas de las economías más diámicas de Asia -China, Vietnam, Filipinas, Taiwán y Malasia- el Mar de China
Meridional se ha convertido en una virtual barra libre para que todas las naciones presenten reclamaciones sobre las islas e incluso sobre trozos de roca. China ha sido más agresiva, sí, pero los otros también comparten la culpa. Los enfrentamientos por el control territorial y de los recursos submarinos podrían fácilmente irse de las manos.

China debe ver el valor de buscar la manera de asegurar la estabilidad regional. Pero, también, tiene preocupaciones, en particular acerca de la presencia más firme de la administración Obama en Asia, que incluye el fortalecimiento de los vínculos militares con Australia y Filipinas. Esa es una razón por la que Estados Unidos tiene que equilibrar la firmeza hacia China con la voluntad de trabajar juntos. La negativa de China a apoyar duras sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra el Sr. Assad es inconcebible. Los funcionarios chinos dicen que aceptan el principio de no injerencia en los asuntos de otros países, ignorando que su terquedad ha ayudado a prolongar el conflicto en el que más de 20.000 sirios han sido asesinados.

Haciéndose eco de la señora Clinton, el ministro de Relaciones Exteriores, Yang Jiechi, dijo que Beijing trabajaría con Washington para construir un "nuevo tipo de relación entre los dos grandes países." Los dos utilizan, al menos, las palabras correctas.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS