Roca anuncia un ERE de un año para casi 2.000 trabajadores

Del ERE al paro

Casi 100.000 trabajadores se fueron al paro a través de un ERE en 2008. Un recurso de las grandes empresas para trasladar el coste de la crisis a los trabajadores y a la Seguridad Social.

0
0 votos
20-01-2009
Publicidad
No hay dí­a que no se anuncien nuevos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). El último anunciado por el Grupo Roca pretende suspender por un año el contrato de 1.990 trabajadores de sus centros de Gaví  (Barcelona), 1.030 trabajadores, Alcalá de Henares (Madrid), 602, y Alcalá de Guadaira (Sevilla) para 358 trabajadores. No hay dí­a que no se anuncien nuevos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). El último anunciado por el Grupo Roca pretende suspender por un año el contrato de 1.990 trabajadores de sus centros de Gaví  (Barcelona), 1.030 trabajadores, Alcalá de Henares (Madrid), 602, y Alcalá de Guadaira (Sevilla) para 358 trabajadores.
Los ERE, el instrumento para llevar adelante los despidos colectivos o la suspensión colectiva temporal de las relaciones laborales (ERE temporales), se han convertido en algo habitual. Con el estallido de la crisis las empresas, especialmente las grandes empresas de la construcción y sectores relacionados –como Roca-, las multinacionales del automóvil y otros grupos monopolistas se han lanzado a imponer ERE’s para reducir plantillas y trasladar los costes de la crisis a sus trabajadores y a la Seguridad Social.
Aunque el sector del automóvil y empresas auxiliares copan las estadísticas (con más de 25.000 trabajadores ahora mismo afectados por los ERE de SEAT, Nissan, General Motors, Valeo, etc.) ha sido el ERE presentado por Telefónica el que quizás mejor refleje el papel de los ERE al servicio de los monopolios. Una empresa con más de 5.000 millones de euros de beneficio declarados que presenta un ERE para despedir, mediante prejubilaciones a partir de los 48 años -¡17 años antes de la jubilación legal!-, a 700 trabajadores y logra que el ministerio de Trabajo de Celestino Corbacho se lo apruebe; después de haber declarado que el ERE de Telefónica era un claro ejemplo de abuso.
 
Pues bien, según los datos publicados por el ministerio de Trabajo, desde que en agosto de 2007 estalló la crisis financiera los ERE se han disparado hasta el punto de que de los 994.000 nuevos parados habidos en 2008, unos 100.000 (¡más del 10%!) ha llegado por un ERE.
 
Pero ¿qué será lo que tiene el ERE? Las grandes empresas han hecho del ERE el instrumento ideal para traspasar los costes a los trabajadores y a la Seguridad Social. En los hechos un ERE significa pasar al paro (temporal o definitivamente) a los trabajadores afectados. Primero porque es la SS quien se hace cargo del 70% del sueldo de los trabajadores del ERE. El resto del salario tienen que negociarlo los trabajadores con la empresa, y éstas están aprovechando la crisis para no pagarlo o pagar sólo una parte que casi nunca llega a cubrir el 100% del salario. Y segundo porque los trabajadores consumen el tiempo de paro acumulado.
 
Con el ERE temporal las empresas se ahorran toda la indemnización. Roca (como Nissan o SEAT) por mandar al paro durante un año a casi 2.000 trabajadores no les pagará ninguna indemnización. Y en el caso de los despidos definitivos, las empresas se acogen a la indemnización mínima que marca la ley de 20 días por año trabajado.
Los trabajadores temporales y los mayores de 50 años, son los más castigados por el ERE; aunque sea temporal significa un despido definitivo, unos porque durante el ERE vence su contrato y no se lo renuevan, los de más edad porque acaban directamente jubilados o en la bolsa de la prejubilación.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad