SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

EEUU y Alemania presionan a Rajoy para que pida el rescate

El Mundo

0
0 votos
08-09-2012
Publicidad
http://1.bp.blogspot.com/-Hkp7iW5zSto/UErRfysQOdI/AAAAAAAAD-I/Ggria7c6aD4/s1600/1+ANTE+EL+RESCATE.jpg http://1.bp.blogspot.com/-Hkp7iW5zSto/UErRfysQOdI/AAAAAAAAD-I/Ggria7c6aD4/s1600/1+ANTE+EL+RESCATE.jpg

España debe pedir el rescate «o como quieran llamarlo», dice la Administración de EEUU. «Si no lo solicita con urgencia, sería fatal», apuntala Alemania. Y en ambos casos consideran que debe hacerse rápidamente.

Tras lograr aligerar la decisión del BCE de comprar deuda de España -Obama telefoneó a Merkel-, Washington ha puesto sus ojos en Madrid. Según fuentes diplomáticas, ahora le toca el turno a Rajoy. Debe pedir el rescate antes de las elecciones en el País Vasco y Galicia, el 21 de octubre. 

Alemania metió la misma prisa. «España debe solicitar con urgencia el rescate a los fondos europeos. Si no ocurre de inmediato, será que no hay voluntad de respetar las condiciones del BCE. Y eso sería fatal». Lo dijo el Consejo Económico de la CDU, el partido de Merkel.

El primer toque estadounidense lo dará el lunes en La Moncloa una representante del Departamento del Tesoro, que viene a entrevistarse con Álvaro Nadal, jefe de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno. Lael Braynard, la mujer de negro que envía Timothy Geithner, viene a oír de primera mano cuáles son los planes de Madrid. Su mensaje, muy directo, es: «Actúen ahora».

Los socios occidentales de España han tomado nota de cómo «arrastra los pies» el Gobierno de Rajoy a la hora de acometer las reformas necesarias para España: les bastó comprobar cómo retrasó la presentación de los Presupuestos hasta pasadas las elecciones andaluzas. Ahora no quieren que esto vuelva a ocurrir.

Según fuentes diplomáticas, el Gobierno debería modificar de una vez su «extraña manera de comunicar» y aprovechar la decisión del BCE para mentalizar a los españoles de lo que está por venir: un nuevo memorando de entendimiento (MoU, en sus siglas en inglés) como el de junio. «En vez de esos 34 puntos [de junio], éste tendrá otra serie de exigencias, pero los ciudadanos españoles son capaces de entenderlo si se les explica bien».

Así, si al primer rescate de junio el Gobierno quiso llamarlo «línea de financiación», a éste pueden ponerle «otra etiqueta»: lo importante es explicar a los españoles que tras la decisión del BCE, España contará con 12.000 millones de euros más como consecuencia de la bajada de los intereses de la deuda tras neutralizar la prima de riesgo la compra de bonos por parte de Frankfurt.

Esa cifra es la mitad de lo que se ha gastado el Gobierno en pagar los intereses de la deuda en los últimos meses. Octubre es crucial: entre el 29 y el 31 de octubre vencen 21.000 millones de euros. En distintas subastas a lo largo a de todo el mes, 27.000.

Dentro de la cacofonía de voces económicas que hablan en nombre del Gobierno -De Guindos, Montoro, el propio Nadal y, en ocasiones, García-Margallo-, algunas antenas diplomáticas han identificado a Nadal como el alto cargo que «más cerca está de la oreja de Rajoy». Nadal viaja con Rajoy a los Consejos Europeos y es el enviado por el presidente a las cancillerías europeas cuando hay que negociar: léase a Berlín. Hace un mes se reunió en la Casa Blanca con su homólogo, Michael Froman. Un viaje que no realizará Rajoy, que hasta junio estuvo a punto de ser recibido por Obama en Washington. Según fuentes diplomáticas, es tal la velocidad con la que se suceden los acontecimientos, que el primer rescate bancario a España de ese mes dio al traste con esa visita en ese momento casi cerrada.

Por su parte, en Alemania, el documento de la CDU, firmado por el prestigioso Doctor Kurt J. Lauk, presidente del Consejo Económico del parttido de Merkel, sostiene que «el camino emprendido por Draghi permite a los líderes europeos ganar tiempo durante unos meses, pero en ningún caso durante unos años. Deben tener muy claro que el camino abierto por el BCE no puede ser recorrido durante mucho tiempo sin que el mismo BCE se convierta en un banco malo». Lauk sugiere que si España no secunda con resolución la decisión de Draghi, el euro comenzará a ser reversible.

Esta urgente instancia a España se producía ayer en medio de un clamor general en Alemania contra el anuncio del BCE de compra de bonos españoles e italianos. Varios importantes diarios editorializaban contra la autoatribución de competencias de la que acusan a Draghi y amenazaban a Merkel con un castigo en las próximas generales (otoño de 2013) por ponerse de perfil ante esta decisión.

El miembro alemán del Consejo de Gobierno del BCE, Jörg Asmussen, recordó que «sólo podrán llevarse a cabo (las compras de bonos) si el país afectado se somete a duras condiciones para acometer reformas. Esto es un imperativo y condición necesaria para que actuemos». El portavoz de gobierno, Steffen Seibert, advirtió de que «en todo caso, hasta que esto lo haya votado el Parlamento alemán no es una decisión definitiva». En el Bundestag, las aguas están más revueltas.

Por su parte, el diputado de la CDU Klaus-Peter Willsch exigió ayer un derecho de veto para Alemania en el BCE, como mayor contribuyente.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad