SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Diaoyu se coloca poco a poco en el punto de mira

Global Times (Pekí­n)

0
0 votos
02-09-2012
http://www.globaltimes.cn/content/729195.shtml http://www.globaltimes.cn/content/729195.shtml

El Ejército Popular de Liberación de la Región Militar de Nanjing ha estado llevando a cabo un ejercicio conjunto de las fuerzas aéreas y navales en el Mar Oriental de China. El despliegue se realiza frente al telón de fondo de los ejercicios militares entre EEUU y Japón en defensa de las islas Diaoyu. Mientras tanto, el gobierno japonés ha insistido en que Washington cubrirá Diaoyu como parte del Tratado de Seguridad Estados Unidos-Japón. El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, ha declarado en repetidas ocasiones la posibilidad de desplegar las Fuerzas de Autodefensa en el conflicto de Diaoyu.

El ejercicio de la Región Militar de Nanjing, ya se trate de un ejercicio de rutina o tome en consideración el conflicto sobre las islas Diaoyu, ha llegado en el momento adecuado.

El enfoque cada vez más radical de Japón sobre la disputas por las islas está empujando el problema de Diaoyu hacia una confrontación militar. El gobierno japonés está avivando peligrosamente las llamas en el este de Asia.

Tanto China como Japón deben tener cuidado cuando se trata de enfrentamientos militares. La creación de un escenario de guerra debería ser un tabú para los dirigentes. Japón tiene que tener claro que el odio a la invasión de Japón todavía está presente en la conciencia de los chinos. El ascenso de China no permitirá de ninguna manera que vuelva a suceder una humillación militar de Japón.

La Segunda Guerra Mundial está muy lejana para los chinos. Pero Japón repetidamente nos recuerda esa historia. Tokio nunca ha enfrentado honestamente esa guerra. Y no siente ningún remordimiento sincero en su actitud hacia China. Por el contrario, trata de compensar la derrota en el pasado con nuevas fuentes de conflicto con su vecino.

Si estalla una nueva guerra entre China y Japón, es muy posible que en un aspecto sea de venganza. Hay que decir, sin embargo, que China no tiene planes para enfrentarse con Japón. El odio hacia Japón ha sido un tema tratado con moderación por los medios chinos y en las declaraciones de los dirigentes. En el asunto de Diaoyu, Japón ha mencionado en varias ocasiones el despliegue de las Fuerzas de Autodefensa.

Japón no debe ir demasiado lejos en la provocación a China. Los dirigentes japoneses deben pensárselo dos veces antes de pronunciar palabras provocadoras. En la historia moderna, todos los conflictos entre China y Japón fueron causados por la invasión japonesa. Japón no tiene derecho a atacar a China con amargura como lo hace hoy en día. El público chino conserva un antipatía sin límites hacia Japón.

Aunque ambas partes están reclamando la soberanía sobre las islas Diaoyu, Japón ha iniciado una escalada de la situación a medida que su ministro de Defensa, Satoshi Morimoto, advertía contra la parte china a moverse un milímetro más cerca de Diaoyu y amenazaba con el uso de las Fuerzas de Autodefensa. Invitando así a la participación de la marina de guerra china.

Una sabia estrategia para Japón es mantener el conflicto bajo control. Japón pagará un precio muy alto si persiste con esta locura.

¿Qué te ha parecido el artículo?