Juan Manuel Sánchez Gordillo

"Tenemos un gobierno extranjero al servicio de los bancos alemanes"

Carta abierta a los compañeros y compañeras del SAT

4
4 votos
26-08-2012
Publicidad
Desde la más sólida unidad con el SAT, debemos tener en cuenta que la división y el enfrentamiento hace fuerte a nuestros enemigos
 Sánchez Gordillo junto a Diego Cañamero, secretario general del SAT
Sánchez Gordillo junto a Diego Cañamero, secretario general del SAT
Desde la más sólida unidad con el SAT, debemos tener en cuenta que la división y el enfrentamiento hace fuerte a nuestros enemigos

En Andalucía se vive una situación extremadamente dura. ¿Cuáles son los datos de las consecuencias de los recortes?

1 millón 250 mil parados, el 34% de la población activa en paro, el paro mas alto de la UE, 3 millones de pobres, el 35% de las familias por debajo del umbral de la pobreza, 350 mil familias subalimentadas según el último informe de Cáritas Diocesana, y sabemos que hay muchas familias que han perdido su empleo, que por perder su empleo han perdido su casa y que están en las colas de Cáritas y Cruz Roja, que ni si quiera les da para pasar la semana.

Las medidas de Rajoy son una copia de las exigencias del FMI, ¿es el momento de la redistribución de la riqueza, subiendo impuestos impuestos a bancos y monopolios, y con máximos y mínimos salariales, como nadie por debajo de 1.000 y nadie por encima de 10.000?

Nosotros proponemos un sueldo mínimo 1.000 euros y uno máximo de 3.000, no solo para políticos sino también banqueros y altos ejecutivos.

También hace falta una banca publica, socializada. Con la cantidad de millones que se les ha dado que sirvan para socializar la banca, que haya un banco publico fuerte que invierta en economía productiva para crear empleo. Eso es lo que hay que hacer.

La energía pública, porque es un sector estratégico que no puede estar en manos privadas, tiene que nacionalizarse y que la energía se ponga al servicio de la economía productiva a precios baratos para crear empleo. Y una revolución agraria que se llama soberanía alimentaria; los alimentos como un derecho y cambiar la política comunitaria que está enriqueciendo a unos pocos y concentrando las tierras mucho más de lo que estaban en la II República. La vivienda como derecho, y la sanidad y la educación, pública, universal y gratuita.

Es evidente la situación de desesperación que manifiesta la acción en los supermercados del SAT, pero ¿no es algo que puede enfrentar de manera innecesaria a otros sectores de la sociedad que rechazan esos métodos de lucha?

Pienso que la única violencia es la que se está ejerciendo con los recortes sobre los trabajadores. Cuando a alguien le quitas todo, la casa, el subsidio, todo... ¿tú que harías si tienes dos o tres chiquillos?. No es delito según la Declaración de los Derechos Humanos en situaciones de extrema necesidad. Por tanto que alguien coja comida cuando no tiene nada para comer, es legítimo. Lo que hace falta es que el Estado cree una renta básica, que lo estamos pidiendo."¿Unidad para cambiar el sistema?, yo me apunto con CCOO y con el demonio"

Pero, ¿no debe ser un objetivo unir al 90% de la sociedad contra los recortes, cuidando los métodos de lucha y los gestos que puedan enfrentar y dividir, atendiendo al nivel de conciencia de cada sector?

Creo que hay que despertar. Seguramente hace dos años los funcionarios no estaban en la calle, pero les han tocado con el 5% y parece que están amenazando con despedir a muchos como han hecho en Grecia. Muchos pequeños industriales y familias que estaban ganando dinero con la construcción, todos sus miembros están en paro y no tienen nada. Hay que descubrir que esto es una lucha de clases, y en ella el fusil lo tienen los bancos alemanes, el gatillo los gobiernos que ejecutan esa política y las espaldas donde caen las balas están en el pueblo, y me refiero, a jornaleros, campesinos, trabajadores, inmigrantes y clase media.

¿Podemos decir que España es ya un protectorado, el BCE el Banco de España y Merkel la presidenta?

La derecha que tanto habla de patria, pues tiene un gobierno extranjero, un gobierno al servicio del capital multinacional representado en los bancos alemanes. No hay soberanía y Rajoy es un capataz de los bancos alemanes, un mamporrero de sus políticas, y por vergüenza debería dimitir porque ni si quiera ha defendido los postulados básicos de la derecha sobre la patria. Cuando dicen “en nombre del bien común y en nombre de España”, confunden España con la caja fuerte de los bancos.

¿Apoyáis desde el SAT la convocatoria del 15-S?

Apoyamos todas las manifestaciones que vayan contra la política económica que enriquece a los ricos y empobrece a los pobres, pero tengo que decir claramente que muchas veces los sindicatos mayoritarios no han estado a la altura de las circunstancias y han apoyado políticas neoliberales, y de aquellos vientos, estas tempestades.

Pero, ¿no piensas que hay que sacar conclusiones del 19-J?. La unidad nos hace fuertes, también para que la presión social evite eso que denuncias...

¿Unidad para parar los recortes o para apoyar al capital? Si se quiera hacer lo primero tendrían a la gente en la calle apoyándoles. Y si los llama el gobierno a negociar... hasta ahora han tragado. Haría falta que las bases de CCOO y UGT echaran a algunos dirigentes. ¿Unidad para cambiar el sistema?, yo me apunto con CCOO y con el demonio. Si ahora están dispuestos iremos con ellos a donde haga falta.



Carta abierta a los compañeros y compañeras del SAT
La unidad nos hace fuertes

Existe una causa común, unos enemigos comunes y  una fuerte unidad en puntos clave de la alternativa que defiende el SAT con la línea editorial de De Verdad y la alternativa política que defiende Unificación Comunista de España: Redistribución de la Riqueza, Ampliación de la Democracia y Soberanía nacional."Hay que atender los diferentes grados de conciencia y radicalidad de todos los sectores de la sociedad
"

Existe además una larga amistad, bases de militancia compartidas y una relación fraterna. Esto es indudable. Tanto que cualquier división o enfrentamiento no puede más que buscar debilitar la lucha contra los recortes, contra las imposiciones del FMI y Berlín, y contra un gobierno que claudica y entrega el país, y nuestra riqueza, al servicio de una oligarquía parasitaria y dependiente de los principales centros de poder. De la misma manera actúa cualquier elemento que impida construir un frente amplio de unidad del 90% de la población, porque en él reside toda nuestra fuerza.

Por eso no podemos dejar de manifestar una diferencia fraternal con la actuación del SAT en varios supermercados, aún siendo la mayoría de ellos sucursales de grandes monopolios que participan del saqueo que sufre la mayoría de la población.

No se puede construir y fortalecer la unidad sobre la base de métodos de lucha que no estén al alcance del 90% de la población y en los que puedan participar todos los sectores. Debemos servirnos de métodos a través de los que, en cada batalla, la unidad sea más solida. Hay que atender los diferentes grados de conciencia y radicalidad de todos los sectores de la sociedad y evitar el rechazo e, incluso, el enfrentamiento. Porque es en el curso de la lucha que ha de elevarse el nivel de conciencia de la gente, a través precisamente, de esa unidad. Actuar sin tener en cuenta esto perjudica nuestros objetivos y hace fuerte a nuestros enemigos comúnes.

Todo nuestro apoyo a los compañeros y compañeras del SAT. Su lucha es nuestra lucha.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS

Nestore (invitado) 06-10-2012 10:15

Muy buen articulo. Gracias Esperana!