Javier Diez Moro

Reinventando el cine

"Los 200 cooperativistas cobramos un porcentaje sobre los beneficios de la pelí­cula"

0
0 votos
20-08-2012
Publicidad
La pelí­cula WWW, dirigida por Javier Diez Moro, producida en cooperativa buscar soluciones alternativas a la crisis del cine en la actual situación económica.
 Javier Diez Moro
Javier Diez Moro
La pelí­cula WWW, dirigida por Javier Diez Moro, producida en cooperativa buscar soluciones alternativas a la crisis del cine en la actual situación económica.

El primer problema para producir una película es la financiación pero vosotros habéis estrenado un largo de más de dos horas de metraje con un coste de sólo 23.000 euros. ¿Cómo lo habéis hecho?

El total son casi 30.000 euros. Hemos abordado este proyecto en cooperativa frente a los usos y costumbres del cine nacional e internacional. La cinematografía está cambiando, las nuevas tecnologías han abaratado mucho el coste y la exhibición ya no se reduce sólo a las salas de cine, podemos trabajar también con televisiones pero sobre todo con Internet. Obtener subvenciones es muy difícil porque al final siempre se las llevan los mismos. Así que hemos puesto por delante en este proyecto lo que más valor tiene y a lo que curiosamente menos importancia se le da en el mundo empresarial que es el trabajo de las personas. Hemos trabajado gratuitamente para el proyecto y tenemos un contrato porcentual sobre los beneficios que genere la película. La producción no ha sido muy difícil, hemos encontrado muchos amigos por el camino como la escuela Ondas Escolares que han cedido materiales o incluso ingenieros de montes que nos han facilitado los medios técnicos y así un montón de empresas más.

¿Cuántos cooperativistas sois?

Somos más de 200 cooperativistas; hay una gran ilusión en profesiones como la nuestra que es más vocacional. A la gente más que hacerse rico le interesa trabajar en proyectos en los que cree. Tanto el equipo artístico y técnico han sido muy generosos.

¿Cómo surge “WWW.”? Frente a los ataques contra los trabajadores de RTVE creo que justamente habéis sido vosotros los protagonistas.

Nos despidieron de RTVE hace cinco años por culpa del ERE que afectó a más de 5000 trabajadores pero nosotros no nos conformarnos y decidimos bajo el paraguas de la productora independiente La dama de Shangai apostar por proyectos interesantes. Y decidimos empezar produciendo un largometraje sobre las relaciones humanas en Internet. En un tiempo record de tres meses escribí el guión y a partir de ahí fue sumar voluntades para llevar la película adelante.

El grupo de trabajadores de RTVE somos la minoría dentro de toda la gente que ha participado. Lo más veteranos hemos ofrecido nuestra experiencia a los más nuevos que además han dado el do de pecho. La gran mayoría es gente joven, casi todos parados que lejos de deprimirse por la falta de trabajo se han sumado al sistema de cooperativas.

Es un sistema de producción, para el cine y para otras actividades económicas, muy bueno y en mi opinión el más justo.

Tanto aportas tanto te llevas; sin intermediarios ni capitales especulativos cuyas inversiones valen más que el trabajo de las personas. De hecho los 23.000 euros que puse de mi bolsillo para pagar seguridad social y otros gastos no valen más que el trabajo de otro compañero. Al final todos vamos a tener un porcentaje sobre los beneficios sobre lo que se ha puesto tanto en especie como en capital o en horas de trabajo. Me parece la forma más justa de repartir los beneficios.

Cada vez es más caro producir una película, los presupuestos son millonarios. ¿Ésta tendencia  es inevitable?

Es evitable. Yo estoy a favor de las subvenciones mientras vayan a parar a proyectos con un interés cultural, arriesgados e independientes pero muchas veces se han concedido a quien no las necesitaba o a los amigos. Se ha creado una especie de picaresca entre determinados productores que en los últimos años no han arriesgado ni un duro de su patrimonio ni han pedido créditos sino que han producido películas en base a las subvenciones del ministerio de cultura, los adelantos de los derechos de antena de las televisiones, las subvenciones de las comunidades autónomas… En "Tanto aportas tanto te llevas; sin intermediarios ni capitales especulativos."algunos casos había dos presupuestos: el oficial y el real. El oficial como base para obtener subvenciones. La ingeniería contable conseguía subvenciones por 3 millones pero la película costaba solo 1millon. Ese dinero se lo quedaba el productor antes de estrenar la película. Es una falta de honradez que se debe investigar y castigar y una perversión porque ganas dinero antes de estrenarla. Nosotros luchamos a brazo partido en la preproducción, en la producción y ahora para vender la película porque en ello va que la gente cobre, y cuanto más cobre mejor. Algunas muy buenas películas el productor que ya ha ganado gracias a la estafa no las distribuye o incluso ni siquiera las estrena en salas porque la ganancia está en la subvención. La industria está cambiando y la crisis está afectando al sector por eso creo que la cooperativa es el mejor sistema que hay.

¿Cómo vais a distribuir “WWW” siendo la distribución un cuello de botella para nuestras películas?

Lo bueno de trabajar en cooperativa es que todos somos propietarios, y todos estamos interesados en que funcione muy bien porque ganamos más. Todo el mundo está moviendo sus contactos personales y a día de hoy ya tenemos algunas ofertas de distribución pero no nos queremos precipitar. Queremos estrenar en salas para el 2013, pero en este año nos estamos centrando en la promoción. Los americanos le dan mucha importancia a la promoción que suele alcanzar la mitad del coste de una producción.

Cómo no tenemos el dinero de los americanos promocionamos WWW a través de Internet enviando copias a las distribuidoras de todo el mundo.  “Fenómenos paranormales” se promocionó por internet y acabó siendo distribuida por Dreamworks de Steven Spielberg. Costó 18.000 dolores y ha recaudado en dos meses 100 millones de dólares. Hay que ser cautos pero vamos a apuntar siempre a lo más alto porque creemos que tenemos un producto interesante.

Queremos promocionarla también por un itinerario de festivales de cine. Iremos a los que podamos porque inscribirse en un festival cuesta dinero pero independientemente de ser premiados un festival siempre es un escaparate para la distribución internacional.

¿Cuál es la mejor manera de amortizar la película frente al estreno en salas que os deja muy pocos beneficios?

Se amortiza en las televisiones, en salas muy pocas películas funcionan. No podemos tirar tantas copias como las películas americanas y entre el distribuidor y el exhibidor se llevan hasta el 65% de la taquilla. Por la misma historia y por cómo está contada es una película que se puede vender muy bien fuera por eso nos vamos a dirigir a cadenas nacionales e internacionales.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS