Perú modifica ley minera para acomodarse a exigencias de EE UU

Perú cambia la ley de minerí­a otro avance hacia la dependencia del TLC

Las organizaciones indí­genas y campesinas sostienen que el decreto 1015 es una herramienta para el despojo de sus territorios "y arrasar con las formas tradicionales de trabajo, economí­a y organización".

0
0 votos
12-03-2009
Publicidad
Los mineros de Perú, donde casi el 50 de la población vive en la pobreza, denuncian que más de 90.000 trabajadores son contratados o subcontratados con sueldos de unos diez dólares diarios y que su esperanza de vida no supera los 50 años. Los mineros de Perú, donde casi el 50 de la población vive en la pobreza, denuncian que más de 90.000 trabajadores son contratados o subcontratados con sueldos de unos diez dólares diarios y que su esperanza de vida no supera los 50 años.
La minerí­a, uno de los motores de la economí­a peruana, es frecuentemente semilla de conflictos sociales en las zonas en que opera y donde generalmente prima la pobreza

El Perú, el segundo productor mundial de cobre y zinc, el primero de plata y el quinto de oro, registra desde hace meses un sólido crecimiento económico y más del 50% de sus exportaciones corresponden al sector minero.

El nuevo concepto de distribución del canon otorga más dinero a la región de la mina que más mineral ha vendido, y desestima el actual sistema de otorgar el canon por la cantidad de mineral en bruto que una mina produce, es decir, la tierra removida.

Perú ha abierto todo su territorio a la explotación minera por lo que el gobierno espera inversiones por 20.000 millones de dólares hasta el 2011, y un discutido decreto presidencial de mayo pasado le permite al gobierno disolver las comunidades indí­genas y hasta disponer de sus tierras, de forma tal de habilitar a las empresas extranjeras a acceder a esas áreas hasta ahora vetadas para sus proyectos.

Las organizaciones indí­genas y campesinas sostienen que el decreto 1015 es una herramienta para el despojo de sus territorios "y arrasar con las formas tradicionales de trabajo, economí­a y organización".

Los mineros de Perú, donde casi el 50 de la población vive en la pobreza, denuncian que más de 90.000 trabajadores son contratados o subcontratados con sueldos de unos diez dólares diarios y que su esperanza de vida no supera los 50 años.

Con estas nuevas reformas de la ley, el gobierno de Alan Garcí­a reacomoda la normativa Peruana, a la que impone el tratado de "libre comercio" con EE UU. Abriendo el campo abierto al saqueo de los recursos naturales del paí­s, por parte de las multinacionales, con la escusa de que estas generan prosperidad, argumento que por otro lado se ve en los hechos que es una falacia.

Cuanta más inversión de multinacionales y grandes minas a cielo abierto mayores niveles de pobreza y explotación existe. Mientras Perú no tenga gobiernos independientes que garanticen que la riqueza se queda en el paí­s y se distribuye. Lo único que sucederá es mayor nivel dependencia y pobreza para el pueblo peruano.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad