¡Claro que hay alternativa a los recortes!

Redistribución de la riqueza, el camino

¡Sí­ hay recursos! Lo que hace falta la voluntad soberana y la fuerza polí­tica para aplicar una polí­tica de redistribución de la riqueza.

4
6 votos
08-08-2012
Publicidad
Una y otra vez insistimos desde "De verdad contra la crisis": España es un paí­s con recursos y dinero para hacer frente a la situación y salir de la crisis en la que nos tienen sumidos las grandes potencias, lo que hace falta es soberaní­a, voluntad polí­tica y decisión para imponer un programa de redistribución de la riqueza, con unos puntos básicos de partida:
 Solo con aplicar de verdad una reforma fiscal progresiva, con un Impuesto de Sociedades real del 35% a todas las empresas con beneficios multimillonarios, se recaudarí­an un mí­nimo de 42.000 millones de euros más cada año, 84.000 millones en los próximos dos años.
Solo con aplicar de verdad una reforma fiscal progresiva, con un Impuesto de Sociedades real del 35% a todas las empresas con beneficios multimillonarios, se recaudarí­an un mí­nimo de 42.000 millones de euros más cada año, 84.000 millones en los próximos dos años.
Una y otra vez insistimos desde "De verdad contra la crisis": España es un paí­s con recursos y dinero para hacer frente a la situación y salir de la crisis en la que nos tienen sumidos las grandes potencias, lo que hace falta es soberaní­a, voluntad polí­tica y decisión para imponer un programa de redistribución de la riqueza, con unos puntos básicos de partida:

-Perseguir el fraude fiscal de la gran banca, monopolios, grandes empresas y grandes fortunas, responsables según el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) del 72% del fraude fiscal. Acabar con las exenciones de las grandes empresas que tributan un tipo real por debajo del 10%, y con los privilegios de las SICAV de las grandes fortunas que apenas tributan el 1% de sus beneficios. Y aplicar de verdad una reforma fiscal progresiva, con un Impuesto de Sociedades real del 35% a todas las empresas con beneficios multimillonarios, se recaudarían un mínimo de 42.000 millones de euros más cada año, 84.000 millones en los próximos dos años.


-Atajar la sangría de la deuda y el despilfarro de las administraciones. Este año y los próximos dos años pagaremos, sólo por los intereses de la deuda, por encima de los 40.000 millones de euros cada año. Imponiendo una quita o aplazamiento del 70% sobre los intereses de la deuda (como hicieron países ahora emergentes como Brasil o Argentina), el Estado ahorraría 28.000 millones de euros cada año, 56.000 millones entre 2013 y 2014. Otros 26.000 millones se podrían ahorrar atacando de raíz el despilfarro, el derroche, los privilegios de la clase política y la corrupción a todos los niveles de la Administración.


-Recuperar el dinero público de los rescates para crear empleo. Hay más de 150.500 millones de euros comprometidos en los sucesivos rescates bancarios, y otros 24.000 entregados a las eléctricas a cuenta del déficit de tarifa. Sólo recuperando el 50% de estos rescates tendríamos más de 87.000 millones de euros para dedicarlos a la inversión productiva, la creación de empleo y créditos para pymes y familias.

En total más de 250.000 millones de euros, dos veces y media más de los recortes aplicados por el gobierno. ¡Sí hay recursos! Y el problema es que hace falta la voluntad soberana y la fuerza política para aplicarlos.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS