Internacional, Rusia asesinan abogado y periodista

Rusia la sombra radioactiva del KGB

"Es un asesinato por encargo relacionado con el caso Budánov. í‰l me habí­a dicho que habí­a recibido amenazas", ha declarado el presidente del Centro de Derechos Humanos de Chechenia, Minkaí­l Ezhí­ev.

0
0 votos
20-01-2009
Publicidad
Veintiún periodistas han sido asesinados en Rusia desde que Vladimir Putin ascendió a la presidencia en el año 2000. Ninguno de esos asesinatos ha sido resuelto.
 (EFE) el abogado asesinado Stanislav Makelov
(EFE) el abogado asesinado Stanislav Makelov
Veintiún periodistas han sido asesinados en Rusia desde que Vladimir Putin ascendió a la presidencia en el año 2000. Ninguno de esos asesinatos ha sido resuelto.
Serguéi Markélov, abogado de la familia de una joven chechena asesinada en 2000 por un coronel del Ejército ruso, ha muerto tiroteado hoy en el centro de Moscú, según han informado fuentes policiales. El asesino se ha acercado desde atrás y ha disparado en la nuca a Markélov, para luego hacer lo mismo con su acompañante, Anastasia Barúroba, era periodista y trabajaba en el diario Novaya Gazeta.

Markélov, de 34 años, acababa de ofrecer una rueda de prensa en la que pidió que se reanudase la persecución judicial contra el ex coronel Yuri Budánov, condenado en 2003 a diez años de cárcel por el secuestro y asesinato de la joven chechena Elsa Kungáyeva, y que la semana pasada quedó en libertad tras cumplir más de la mitad de su condena.

"Es un asesinato por encargo relacionado con el caso Budánov. í‰l me habí­a dicho que habí­a recibido amenazas", ha declarado el presidente del Centro de Derechos Humanos de Chechenia, Minkaí­l Ezhí­ev.

Esto es solo uno más de los múltiples asesinatos de periodistas ocurridos en Rusia. El 7 de octubre de 2006 se perpetró el crimen que estremeció a todo el mundo: la periodista y defensora de derechos humanos Ana Politkóvskaya, murió acribillada a quemarropa en el ascensor de su casa.

Poco más de una semana después el gerente de la agencia oficial rusa Itar-Tass, Anatoli Voronin, quien fue hallado muerto por su chofer en su propio piso, y la semana anterior fue asesinado Aleksandr Plojin, gestor del Vneshtogbank, el segundo banco más importante de Rusia.

La muerte de Politkóvskaya, conocida por sus denuncias de los asesinatos, torturas, desapariciones y arbitrariedades que padece Rusia y sobre todo Chechenia, hizo olvidar el asesinato, dí­as antes, del vicepresidente del Banco Central, Andréi Kozlov.

La periodista señalaba a Putin como principal responsable de la escalada del conflicto y de los actos terroristas chechenos en suelo ruso.

í‰ste es un paí­s donde el asesinato de los que defienden los derechos humanos ha pasado a formar parte de la rutina cotidiana", según la abogada de la familia Politkovskya.

Nóvaya Gazeta, el periódico donde trabajaba Politkóvskaya, señala que la detención de 10 personas en relación con este crimen confirma lo que denunciaba esta periodista en sus artí­culos crí­ticos, por los que finalmente fue asesinada: la unión entre el mundo criminal y el de los órganos del orden público.

Veintiún periodistas han sido asesinados en Rusia desde que Vladimir Putin ascendió a la presidencia en el año 2000. Ninguno de esos asesinatos ha sido resuelto.

Desde la época de Boris Yeltsin, cuando los asesinatos de polí­ticos, empresarios, banqueros y periodistas eran parte de la lucha por el reparto del poder y de la propiedad tras el desplome de la Unión Soviética. La larga sombra del antiguo KGB y las alcantarillas del estado han estado funcionando a pleno rendimiento.

En los últimos años hemos visto como el gobierno de Putin utiliza la impunidad y unos métodos mafiosos a la hora de enfrentarse a cualquier grupo opositor, hasta llegar al asesinato.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad