SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Rajoy está obligado a convocar un gran acuerdo nacional para salir de la crisis

El Paí­s

0
0 votos
23-07-2012
Publicidad
http://politica.elpais.com/politica/2012/07/22/actualidad/1342983641_819624.html http://politica.elpais.com/politica/2012/07/22/actualidad/1342983641_819624.html

Felipe González (Sevilla, 1942) está preocupado y enfadado. Cree que se ha superado un límite y que Mariano Rajoy tiene la obligación de convocar a un gran acuerdo nacional. Le inquieta la crisis europea y está furioso con la manera en la que se desarrollan las cosas en Europa respecto a España. Critica al Gobierno por consentir una “intervención total” en los hechos, pero muy barata, “de bajo coste” para la propia Unión Europea, sin haber negociado seriamente como condición el acceso a una financiación razonable. Afirma que los errores españoles comenzaron en 1998, pero admite que los Gobiernos de Rodríguez Zapatero no corrigieron esos errores, sino que echaron gasolina al fuego. Cree que el Ejecutivo y la dinámica actual están llevando a este país a la ruina y se revuelve contra esa posibilidad. “Vamos a la deriva como españoles y como europeos”. No cree en los Gobiernos de tecnócratas pero exige un consenso nacional “para salir de la crisis y para actuar en Europa”. Considera una estupidez creer que “España es demasiado grande como para dejarla caer porque se destruiría el euro”. ¿Acaso Europa no fue capaz de destruirse a sí misma?, recuerda. Basta con que proliferen las voces del nacionalismo insolidario.

El expresidente del Gobierno (1982 a 1996) está alejado del Parlamento y de la vida pública, pero no ha dejado ni un instante de ser un activo político, que sigue la actualidad española, europea y mundial con una formidable capacidad de análisis y de crítica. Protagonizó, junto con el alemán Helmut Kohl y el francés François Mitterrand, la cumbre de Maastricht en la que se acordó el nacimiento de la moneda única europea, el euro, y se cambiaron los tratados fundacionales de la Unión Europea para darle un mayor impulso político (...)

P. ¿Esta intervenida España?

R. Aquí estamos, en términos relativos, peor que cualquiera, porque estamos en una situación de rescate, nos guste o no decirlo, semejante en términos de intervención a las de Portugal o Irlanda, pero… a bajo coste. Por 30.000 millones tenemos todos los condicionamientos de una intervención plena. En España, el rescate definitivo, con cierre absoluto de los mercados (y estamos a dos metros de eso), supondría 500.000 o 600.000 millones, mucho más que el rescate actual. Pero con 30.000 millones, por el momento, de línea de crédito, la intervención es total: de los bancos con dificultades, de los bancos buenos y de toda la política económica y fiscal.

P. ¿Cómo es posible?

R. Nos damos de bruces con cosas incomprensibles por mucho que uno quiera construir un relato que haga comprensible a los ciudadanos lo que pasa. Lo peor que ha pasado, dentro de que todo el paquete de ajustes es desmesurado y de que no hay ni una sola señal de medidas anticíclicas, lo peor, creo, es que el presidente del Gobierno, que acaba de ser elegido por mayoría absoluta, ha hecho una declaración en la que dice: “No tenemos libertad para elegir”.

P. ¿Pero la tiene?

R. Vamos a ver, si él dice que no tiene libertad para elegir quiere decir que los ciudadanos han hecho un ejercicio inútil eligiéndolo. Ahora, si me pregunta, ¿la tiene? Claro que la tiene, otra cosa es que esté en condiciones de ejercer la parte de libertad que le corresponde para elegir. Claro que la tiene. Si la tiene una persona a la que no la han votado, como Mario Monti, cómo no la va a tener el presidente del Gobierno español. Monti decide unas medidas y después va a Bruselas a defenderlas. Aquí hemos escuchado al ministro de Economía decir: “El martes veremos lo que decide el Eurogrupo y después ya conocerán qué medidas de ajuste adoptamos”.

No estoy haciendo un ejercicio de nacionalismo, porque lo diré en porcentajes: si España hiciera todo lo que tiene que hacer para corregir los errores acumulados en 10 años de desequilibrios en balanza de pagos, balanzas comerciales y de pérdida de competitividad; si hace todo lo que tiene que hacer impecablemente bien —lo cual significaría que sabe lo que quiere hacer, cosa que no parece poder afirmarse de este Gobierno—, habría hecho el 20% de lo que necesitamos para salir de la crisis. El 80% lo tiene que hacer Europa. Por tanto, aquí hay dos niveles de análisis: qué nos pasa como españoles y qué nos pasa como europeos. Y en los dos vamos a la deriva.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS