SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

¿Marcará Roma el inicio del camino de la recuperación?

El Mundo

0
0 votos
23-06-2012
www.elmundo.es www.elmundo.es

SI ESPAÑA logra salir de la crisis en un plazo razonable, la foto de Merkel, Hollande, Monti y Rajoy ayer en Roma quedará grabada en la memoria colectiva, de la misma forma que recordamos la imagen del cuarteto de las Azores, con Aznar junto a Bush y Blair.

La diferencia obvia es que Aznar no debía haberse retratado junto a los promotores de una aventura imperial, mientras que la presencia de Rajoy en la foto de ayer sí refleja el lugar donde debe estar España: junto a sus tres grandes socios de la zona euro. Los cuatro países son, como decimos en nuestra portada, los cuatro pilares de la moneda única.

Ello no obsta para reconocer la diferente situación de esas cuatro naciones. Alemania atraviesa un periodo de gran prosperidad, Francia se defiende bastante bien en esta complicada situación mientras que Italia y España lo están pasando muy mal. Pero la suma de las cuatro economías representa el 75% del PIB de la zona euro.

En unos momentos en los que existe una fuerte desconfianza en el proyecto europeo, estos cuatro gobernantes se esforzaron ayer en transmitir una imagen de unidad y determinación para salir de la crisis, aunque cada uno lo hizo en sus términos.

Rajoy habló de un compromiso para lograr la estabilidad financiera de la zona euro, Hollande se refirió al impulso de políticas de crecimiento para lanzar a los mercados un mensaje de solidaridad, Merkel enfatizó la importancia de controlar el gasto y respetar las reglas y Monti subrayó que el euro es irreversible.

Todos coincidieron en la necesidad de avanzar hacia una mayor integración económica y política de Europa, lo cual es un buen punto de partida para estabilizar el euro y poner en marcha esas políticas de crecimiento, que comenzarán con un programa de inversiones de 130.000 millones de euros. Ayer no se concretó su financiación ni tampoco su contenido, pero al menos existe la voluntad de impulsarlo.

El mensaje de Roma es muy similar al que salió de la cumbre del G-20 en Los Cabos, donde EEUU presionó a Merkel para que facilite la liquidez que necesitan España e Italia para refinanciar su deuda. En este sentido, Rajoy ha conseguido un importante apoyo para sus planteamientos que ya se ha empezado a notar en los mercados: la prima de riesgo ha bajado 100 puntos en cuatro días y las Bolsas han iniciado una todavía tímida recuperación.

Pero los bellos principios expresados en Los Cabos y en Roma chocan con la presión de los mercados y el escaso de margen de tiempo con el que cuenta la zona euro para reformular un proyecto creíble. En este sentido, será muy importante que las voluntades expresadas ayer se traduzcan en iniciativas concretas en la cumbre de la UE que se celebrará en Bruselas la semana que viene.

Lo difícil es pasar de las palabras a los hechos y los mercados no se van a conformar con la vaga retórica de los comunicados. Por ello, estos cuatro países deben definir un calendario con medidas precisas para fortalecer el euro y ayudar a España y a Italia a superar sus problemas de financiación. ¿Marcará esta cita de Roma el inicio del camino de la recuperación? El próximo fin de semana empezaremos a saberlo.

¿Qué te ha parecido el artículo?