La LRA ugandesa asesina a cientos de personas

La guerrilla ugandesa secuestra a 400 niños en Congo

LRA, grupo de guerrilla ugandés que desde 1986 siembra terror y muerte en Uganda septentrional, continúa su ofensiva contra la población civil del noreste del Congo y Sur del Sudan

0
0 votos
19-01-2009
Publicidad
El 14 de diciembre pusieron en marcha la República Democrática del Congo y  Sudán, junto con Uganda, pusieron en marcha una ofensiva militar contra la base del El ejército de la Resistencia del Señor (LRA), en el bosque de Garamba, en el Congo. En respuesta a ese ataque conjunto, el LRA se ha dividido en pequeños grupos con el objeto de masacrar a civiles inocentes y sembrar terror
 
Según el Alto Comisariato de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR), los guerrilleros ugandeses han asesinado a 537 personas y raptado a unos 400 niños, y  más de 100 mil los habitantes de esa zona obligados a fugar y esconderse en los bosques. La mayor parte de estas personas provienen de la ciudad de Faradje. Los ataques de la guerrilla se suceden, continuamente. Millones de personas están siendo obligadas a vivir en campos de prófugos para huir de los ataques de los guerrilleros, que son tristemente famosos por su ferocidad. Los dirigentes del LRA son buscados por la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad.
 
El ministro ugandés, Tarsis Kabwegyere, desde octubre del año pasado, está declarando que los rebeldes se han negado testarudamente a firmar un acuerdo de paz final para concluir 20 años de guerra civil, porque reciben ayuda alimentaría de las agencias humanitarias."El LRA no sobreviviría hoy si nadie les mandara alimentos. Alguien en algún lugar les está mandando alimentos a estos rebeldes".
 
Kabwegyere no quiso identificar claramente el supuesto apoyo del LRA, pero afirmó que los líderes de algunas organizaciones de ayuda no gubernamentales han venido mandando alimentos a los rebeldes en sus escondrijos en la selva en los países vecinos.
 
El ministro añadió que el gobierno de Uganda, el gobierno semiautónomo de Sudán del Sur y Naciones Unidas deberían dejar de ofrecer al líder del LRA, Joseph Kony, incentivos materiales para participar en las negociaciones de paz.
 
¿Tendrá que ver que el presidente de Uganda, aconsejara a los presidentes africanos, que mirasen hacia China,  a causa de la crisis, originada en EEUU?
 
El imperialismo yanqui, se sirve de las agencias humanitarias, y como siempre de Naciones Unidas, para su entramado de destrucción y aniquilamiento, con el objetivo de seguir expoliando la riqueza ajena.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad