Música

Lenine: Mestizaje hasta en Pernambuco

Lenine es considerado el mejor músico brasileño fuera de sus fronteras. Apadrinado por Caetano Veloso, se ha convertido en una de las principales conexiones de Brasil con el mundo hispano.

0
0 votos
19-01-2009
Publicidad
En 1982 lanzó su primer LP este músico pernambuquero de Recife. El segundo no llegó hasta 10 años después. Aunque forma parte de la generación Mangue Beat - movimiento cultural, principalmente musical, iniciado a principios de los 90´s en Brasil que mezcla estilos tradicionales como el maracatu, con el rock, el rap, el hip-hop… -, Lenine ha trazado su propio camino demostrando una capacidad creativa inusual. En 1982 lanzó su primer LP este músico pernambuquero de Recife. El segundo no llegó hasta 10 años después. Aunque forma parte de la generación Mangue Beat - movimiento cultural, principalmente musical, iniciado a principios de los 90´s en Brasil que mezcla estilos tradicionales como el maracatu, con el rock, el rap, el hip-hop… -, Lenine ha trazado su propio camino demostrando una capacidad creativa inusual.
A sus 49 años es autor de más de 500 canciones, compuestas principalmente para otros artistas - Maria Bethania, Milton Nascimento, Daniela Mercury, Zélia Duncan… -, y responsable de un sonido propio, percusivo y poético que hace inconfundibles los primeros compases de cualquiera de sus canciones.
 
Un percusionista de la guitarra que da vida de forma particular a los sonidos norteños de Brasil, la samba y los juegos electrónicos. Por eso se considera un “solitario-solidario”; es esencia de su tiempo y fruto de su propia determinación por explorar los caminos desconocidos del insondable sonido brasileño. “Pero, ¿cómo encontrar ese vehículo cuando dentro del propio país se esconde esa información?”
 
Su último disco, con nombre de orquídea, - “Labiata” - vuelve a sorprender con su gente de largo recorrido - Arnaldo Antunes, Dudu Falcão, Paulo César Pinheiro y Bráulio Tavares -. Con paso silencioso, Lenine, se ha abierto paso en el panorama internacional sembrando espectaculares conciertos. El contratiempo con el que recorta inesperadamente muchas de sus frases musicales, el compás bossa y un temple de cante espiritual es ya sello propio.
 
En muchas ocasiones ha contado como sus progenitores se repartían las tareas. Su padre fue fundador del Partido Comunista en el interior de Brasil y su madre católica y macumbera – religión afrobrasileña -. Ella daba nombre a las niñas y él a los niños. “Nosotros teníamos la obligación de ir a misa con nuestra madre todos los domingos, pero pronto se fue quedando sola domingo a domingo, y nosotros escuchábamos música con mi padre. Para ser justos: gracias a la iglesia completé un bagaje cultural inimaginable.”
 
En España saltó a la fama gracias a una colaboración con el cantautor Pedro Guerra y su participación en el festival de Cartagena “La Mar de Músicas”. Aunque no se prodiga mucho por la península vale la pena prestar atención y no faltar a la cita; una solo concierto es alimento para muchos años.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad