Libertad en la Red

Microsoft y su lucha por el control de Internet

Microsoft en su larga lucha por el control de Internet acaba de ser acusada de nuevo, esta vez por la Comisión Europea de abuso de posición dominante en el mercado.

0
0 votos
19-01-2009
Publicidad
Microsoft en su larga lucha por el control de Internet acaba de ser acusada de nuevo, esta vez por la Comisión Europea de abuso de posición dominante en el mercado. Concretamente es acusada por el navegador Explorer y su integración con el sistema operativo Windows. El pasado fin de semana Microsoft recibió el documento acusatorio de la Comisión. En sus conclusiones preliminares, los servicios de la Competencia sostienen que al atar su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, Microsoft "perjudica la competencia entre los navegadores de la red, destruye la posibilidad de innovación de los productos y reduce las oportunidades de elección de los consumidores". Por otra parte, la compañí­a estadounidense ya ha sido denunciada en otras ocasiones por la misma Comisión en otros abusos de poder de su plataforma tecnológica. Microsoft en su larga lucha por el control de Internet acaba de ser acusada de nuevo, esta vez por la Comisión Europea de abuso de posición dominante en el mercado. Concretamente es acusada por el navegador Explorer y su integración con el sistema operativo Windows. El pasado fin de semana Microsoft recibió el documento acusatorio de la Comisión. En sus conclusiones preliminares, los servicios de la Competencia sostienen que al atar su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, Microsoft "perjudica la competencia entre los navegadores de la red, destruye la posibilidad de innovación de los productos y reduce las oportunidades de elección de los consumidores". Por otra parte, la compañí­a estadounidense ya ha sido denunciada en otras ocasiones por la misma Comisión en otros abusos de poder de su plataforma tecnológica.
En una primera aproximación hay que situar esta demanda en el marco de la lucha por el control de los navegadores de Internet y sus  empresas como Firefox o Chrome de Google frente al Explorer de Microsoft que tiene una cuota de mercado de alrededor del 90%. Por si esto no fuera poco, el control del navegador y del sistema operativo casi en exclusiva impide a otras empresas el producir aplicaciones compatibles que puedan integrarse mejorando el rendimiento.
 
Además, tanto con el sistema operativo como con el navegador. si existen problemas de malfuncionamiento no se puede operar en el interior del programa al ser este cerrado. Si hay problemas de seguridad (que los hay) dependes del fabricante prácticamente en su totalidad. Lo preocupante es que hoy en día los ordenadores controlan buena parte de los procesos industriales y porque no decirlo, de nuestra vida diaria.
 
Tampoco ayuda a la competencia en el sector la reciente bancarrota de la empresa Nortel, el principal fabricante de equipos y redes de telecomunicación de Norteamérica.  Esta empresa será dividida en partes y puesta a la venta en el mercado. Teniendo en cuenta las batallas financieras recientes de Microsoft por adquirir Yahoo, otro de los grandes del sector, tampoco es de extrañar que la UE intente salvar mínimamente la dignidad de sus ciudadanos y empresas ante este tipo de monopolios. Es importante poder disponer de tecnología y estándares libres o cuando menos libres de la influencia de un único fabricante.
 
Microsoft lleva una larga historia de litigios en Europa por la competencia. La empresa dispone de ocho semanas para presentar sus alegaciones a las acusaciones de la Comisión, después de las cuales tendrá derecho a ser oída. Además, si se confirman las conclusiones preliminares de las investigaciones realizadas, la compañía podría ser sancionada de nuevo y ser requerida para que "cesara el abuso".


 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad