Vivienda en Sevilla: Misión imposible

La casa sin barrer

Teniendo en cuenta estas cuestiones, entendemos cómo en Sevilla se construyen muchas VPO que dan trabajo a muchas constructoras que se han quedado sin él, y además aseguran beneficios subiendo en un 5.3% el precio de las viviendas destinadas a lo

0
0 votos
19-01-2009
Publicidad
La casa sin barrer
Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, sorprende bastante el dato de que en Sevilla la vivienda ha subido un 11% en 2008 mientras que en toda España la bajada media registrada es de 2.8%. El delegado municipal de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Jon Ander Sánchez declaró hace un par de días que “determinados poderes económicos están utilizando la plaza de Sevilla, pues es curioso que en una ciudad donde se construyen tantas VPO no se produzca esa bajada”.
El delegado municipal no concretó a qué poderes económicos se refería, pero si sentenció “Es una vergüenza que bancos y cajas no destinen fondos públicos a favorecer el crédito. El Banco de España les ha aconsejado que presenten resultados cercanos a cero para disimular los beneficios”. Como se suele decir, el uno por el otro, la casa sin barrer.
No podemos valorar esta subida si no tenemos en cuenta varias cuestiones. La primera es que si bien en la capital hispalense se construyen muchas viviendas de protección oficial, no se pueden hacer éstas declaraciones sin decir que éste tipo de vivienda ha subido el pasado año un 5.3%, con este dato la situación se entiende de otra forma y el dedo apunta hacia un sitio concreto.
 La segunda cuestión a tener en cuenta sería hacia dónde van dirigidos los planes anticrisis, ya que en éstos se refleja bastante bien que el sector al que van ha intentar sacar a flote es el de la construcción con un plan del que aunque todavía no se a presentado un proyecto concreto para Sevilla, se espera que las obras comiencen en el mes de mayo, y PSOE y PP hablan del plan extraordinario de obras, todo apunta a que como en la mayoría de los Ayuntamientos está basado en la financiación de proyectos para la mejora y construcción de infraestructuras urbanas, reproduciendo el modelo económico urbanístico y que significan pan para hoy y hambre para mañana.
También es para valorar los datos que ofrece el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos técnicos de Sevilla que cifran en 2 778 las viviendas visadas en la ciudad, hasta septiembre del 2008, de las cuales las VPO habían aumentado  en un 27.2% y las libres habían descendido un 18% en número.
Teniendo en cuenta estas cuestiones, entendemos cómo en Sevilla se construyen muchas VPO que dan trabajo a muchas constructoras que se han quedado sin él, y además aseguran beneficios subiendo en un 5.3% el precio de las viviendas destinadas a los jóvenes que encima tendrán que dar las gracias, un negocio redondo.
Es lógico entonces que la vivienda libre suba un 9% y que la subida media sea del 11%. Con el problema añadido de que la tasación de la vivienda está un 30% mas baja que el año anterior, de manera que el acceso a una vivienda resulta una “misión imposible” en Sevilla. Los beneficios por otra parte están asegurados, ya que aunque las ventas han bajado el precio al que se vende es mucho mayor que en el resto de España.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad