Arte

El Prado al Detalle... en su Ordenador

El Museo del Prado pone a disposición del gran público 14 de sus obras más emblemáticas, a través de la plataforma Google Earth. En las imágenes se pueden observar detalles hasta ahora casi imperceptibles a simple vista.

0
0 votos
18-01-2009
Publicidad
Una lágrima se desliza en el rostro de San Juan en "El Descendimiento", de Roger van der Weyden. Al mismo tiempo una abeja revolotea sobre el pétalo de una rosa en "Las tres gracias", de Rubens; mientras descubrimos la expresión desencajada por el terror de uno de los ajusticiados en "Los fusilamientos del 3 de mayo", de Goya. Estos son algunos de los mágicos instantes que ahora podemos apreciar gracias a las nuevas tecnologí­as. Una lágrima se desliza en el rostro de San Juan en "El Descendimiento", de Roger van der Weyden. Al mismo tiempo una abeja revolotea sobre el pétalo de una rosa en "Las tres gracias", de Rubens; mientras descubrimos la expresión desencajada por el terror de uno de los ajusticiados en "Los fusilamientos del 3 de mayo", de Goya. Estos son algunos de los mágicos instantes que ahora podemos apreciar gracias a las nuevas tecnologí­as.
Todo esto es posible merced a un acuerdo entre la pinacoteca madrileña y el buscador Google, que aplica a los lienzos las técnicas de su herramienta Google Earth. El resultado es asombroso; su nitidez es 1.400 veces mayor de la que se conseguiría con una cámara digital de 10 mega píxeles. El proyecto convierte al Prado en el primer gran museo internacional que facilita el acceso a sus tesoros en muy alta resolución, a través de Internet.
 
Las meninas de Velázquez; El jardín de las Delicias, de El Bosco; El caballero de la mano en el pecho, de El Greco, se nos descubren a través de la minuciosa observación que permite descifrar todos los pequeños secretos que sus artistas quisieron transmitir. Todas corresponden a una cuidada selección de entre millares de obras, en lo que se ha denominado El Prado Esencial. La selección de los cuadros es la misma que ofrecía hasta ahora la Web del museo, una lista consensuada entre los expertos de la pinacoteca. Piezas consideradas en todo el mundo como obras cumbre de la historia del arte y reproducidas hasta la saciedad en los manuales.
 
En medio año de trabajo, las nuevas tecnologías han permitido el acceso de cualquier persona, desde cualquier lugar, y de forma gratuita, a un estudio detallado y minucioso de estas obras imprescindibles. Reproducciones a una calidad que hasta ahora era inaccesible, incluso en círculos universitarios, están ahora a disposición del gran público.
 
Cabe esperar ahora que esta accesibilidad se extienda a museos de todo el mundo, garantizando así la democratización del arte. Al menos, de ese arte ineludible que ha contribuido a escribir con letras mayúsculas la historia de la humanidad, y que toda la humanidad debería conocer.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad