Siempre es más fácil culpar a otros que asumir las responsabilidades.

Palabra de Chaves

Chaves: "La crisis la han causado los que han armado ideológicamente a la derecha".

0
0 votos
18-01-2009
Publicidad
Culpar a la derecha de la crisis, como ha hecho el presidente andaluz Chaves, es algo a lo que nos tienen acostumbrados desde las filas del PSOE. Culpar a la derecha de la crisis, como ha hecho el presidente andaluz Chaves, es algo a lo que nos tienen acostumbrados desde las filas del PSOE.

Las campañas electorales siempre apelan al miedo a la derecha, que vienen los de Franco y pondrán en riesgo las libertades y las pensiones... Siguiendo esta tónica general de la socialdemocracia, ocultar su responsabilidad y su verdadera razón de ser, que no es otra que poner freno a las transformaciones reales de la sociedad.

Porque Chaves no habla de las condiciones de vida en Andalucía, porque ahí no puede culpar a la derecha, lleva él gobernando casi veinte años. Y Andalucía sigue estando a la cola en cuanto a sueldos de sus trabajadores, los primeros en cuanto a paro, otra vez de los últimos en renta per cápita, en fin, que la culpa es de la histórica derecha caciquil andaluza y no de los que llevan gobernando tantos años y que tanto han hecho en defensa de los intereses de las oligarquías locales.

Con estas declaraciones lo que busca Chaves es meternos otro gol a los trabajadores, algo así como nosotros cuando llegamos al poder nos lo encontramos así y mucho mas no se puede hacer y negando por ejemplo el apoyo de Emilio Botín a Zapatero o como casi todas las medidas que ha tomado el Gobierno para salir de la crisis sólo benefician a los bancos y a los monopolios y muy poco o nada a los trabajadores y a los parados.

Culpar a la derecha de los problemas que nos afectan, gobiernen o no, siempre  busca ocultar que es la socialdemocracia que defiende Chaves la que históricamente ha tomado las medidas mas impopulares en este país desde la transición hasta aquí. Sólo basta recordar las reconversiones industriales de los tiempos de Felipe González, las cuatro huelgas generales que se hicieron contra su política laboral (contratos basura, empresas de trabajo temporal, pérdida de derechos laborales), el OTAN de entrada no o la diferencia entre los millones que el Estado ha insuflado a los bancos y los que han dedicado a ayudas para los parados.

Cuidado que viene el lobo es lo que nos dicen, pero el problema es que el lobo ya está cuidando el rebaño.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad