Corresponsalí­a Sevilla. Plan anti-crisis

Dos Hermanas: se les olvidaron las fábricas

Este municipio Hispalense está considerado dentro de los de primer nivel en Andalucí­a y en 2007 contaba con 5 100 empleos industriales con más de 1 000 empresas y una media igual o superior a 25 trabajadores por empresa y varios polí­gonos indu

0
0 votos
18-01-2009
Publicidad
Se les olvidaron las fábricas
En DosHermanas (Sevilla) se han presentado proyectos valorados en unos 20 millones de euros y que darán empleo a unos 246 trabajadores. Con la peor tasa de paro de la historia, cuenta ya con más de 11 000 parados. Este municipio Hispalense está El plan 8000 anticrisis promovido por el Gobierno de Zapatero, ya ha aprobado.Dos Hermanas es considerado dentro de los municipiosde primer nivel en Andalucía y en 2007 contaba con 5 100 empleos industriales con más de 1 000 empresas y una media igual o superior a 25 trabajadores por empresa y varios polígonos industriales. Sin embargo, los proyectos del plan anticrisis se centran básicamente en la adjudicación de obras urbanas e infraestructuras de mejoras públicas municipales.
Este modelo del plan anticrisis es que el recorre prácticamente la totalidad de los ayuntamientos españoles, un proyecto que lejos de invertir en economía productiva, reproduce el modelo de inversión en ladrillo y servicios que nos ha llevado a la situación actual. Más delito tiene en este municipio que ha sido pionero en el sector industrial andaluz. Con fábricas en expediente de regulación como Cerámicas Bellavista  por el cual 191 trabajadores quedarían en la calle, poco va ha solucionar esos 246 puestos de trabajo dedicados a la construcción y a los servicios, que suponen además pan para hoy y hambre para mañana.
Este plan va dirigido a un sálvese quién pueda dentro de la economía urbanística, y si bien el ayuntamiento ha proyectado una serie de medidas que van a recompensar a las constructoras que más empleo generen al plan, no está muy clara la conservación y el futuro de éstos una vez concluidas las obras. Son medidas que no generan riqueza productiva ni ponen ninguna solución a la dependencia de las multinacionales a las que están condenadas nuestras fábricas, son medidas que van a poner un mal parche multimillonario que generará una ínfima parte de puestos de trabajo de los necesarios, los cuales tampoco está muy claro si se mantendrán a largo plazo. Todo esto con unas bases propicias de cantidad de empresas viables que en este momento se encuentran en jaque por la deslocalización y la dependencia multinacional que decide el destino de cientos de trabajadores y sus familias.
¿Qué ocurrirá cuando terminen estas obras proyectadas? Si, claro se espera que la situación mejore, pero desde luego es una irresponsabilidad la postura de solo esperar a que la burbuja se vuelva a inflar (que por otra parte no está nada claro que esto sea así), es un análisis esquemático que no soluciona el problema de raíz ni valora el profundo calado de esta crisis. De dónde se centren las medidas anticrisis depende el futuro de muchísimas familias, por lo que hay que exigir una inversión productiva y un proyecto independiente de las multinacionales.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad