Música

La Troba Kung-Fu: Rumba Dub

Los seguidores de Dusminguet encontrarán sin duda la misma energí­a, pero La Troba Kung-Fu se adentra en otros mundos. El Dub y la Rumba Catalana. ¡Qué buena pareja!

0
0 votos
17-01-2009
Publicidad
Entre la última década del siglo X y la primera del XI se fecha la aparición de la trova de la mano de Guillermo de Poitiers. Composiciones poético-musicales que serví­an para difundir noticias, debates o una visión del mundo de una región a otra. Los trovadores, de origen noble a diferencia de los juglares, no viví­an necesariamente de su actividad musical. Pero la historia quiso que la tradición se mezclase. Macabrú, juglar en la corte del hijo de Guillermo IX, es el primer trovador de origen popular que se conoce. Entre la última década del siglo X y la primera del XI se fecha la aparición de la trova de la mano de Guillermo de Poitiers. Composiciones poético-musicales que serví­an para difundir noticias, debates o una visión del mundo de una región a otra. Los trovadores, de origen noble a diferencia de los juglares, no viví­an necesariamente de su actividad musical. Pero la historia quiso que la tradición se mezclase. Macabrú, juglar en la corte del hijo de Guillermo IX, es el primer trovador de origen popular que se conoce.
El Kung-Fu conocido popularmente como un arte marcial es, en realidad, un término chino que hace referencia a “la maestría adquirida con mucho esfuerzo".
Del puente tendido entre estas dos disparidades nace La Troba Kung-Fu, un proyecto musical y de expresión que hunde sus raíces allí donde se monte una verbena.
 
Aunque existen trovadores, como Owain Phyfe, que conservan la tradición, este grupo catalán realmente camina por otros derroteros. En el diciembre del 2005 Joan Garriga – ex Dusminguet – encabeza la formación de esta banda que sin abandonar la rumba catalana como plataforma emplea el arte Dub en clave pachanguera.
 
“Clavell Morenet” fue su primer disco y, por lo que sigue, no se puede decir que el inicio de este artículo esté sólo justificado por las dos palabras que componen su nombre. La Troba Kung-Fu empezaron a trabajar en su primera aventura musical con un bagaje a seis bandas: Joan Garriga – voz y acordeón -, Toti Arriman – programación -, Muchacho – guitarra y teclados – Mària Roch – bajo – Pep Terricabras – batería – Florencia Inza – percusionista. Todos participan en otros proyectos y también vienen de ellos.
 
Los seguidores de Dusminguet encontrarán sin duda la misma energía, pero La Troba Kung-Fu se adentra por otros mundos. El Dub – primo hermano del reagge - y la Rumba – catalana -; nadie diría que iban a hacer tan buena pareja. Sonidos remixados con énfasis en los bajos y las percusiones comparten cama con una rumba fresca y popular.
 
Pero lo más destacado de esta formación es que ha decidido invertir su trabajo en pro de una concepción trovadoresca de la interpretación. Cuando nació “Clavell Morenet” lo hizo a plazos, o lo que es lo mismo, el grupo fue colgando cada quince días un tema en Internet para que la gente se los pudiera descargar gratuitamente. Este “gesto” lo acompañan de la edición del Dub-Futlletí en versión digital, una crónica improvisada de sus andaduras trovadas en español, catalán e inglés sin solución de continuidad; cada frase empieza en un idioma y acaba en otro.
 
Este despliegue de iniciativa y creatividad se queda corto en vivo. Ellos mismos hablan de su música como “pachanga”, que no es otra cosa que la diversión hasta la madrugada en la verbena de las fiestas del pueblo. Y así trabajan de verbena en verbena, montando jaleo desde La Garriga hasta Uruguay o República Checa.
 
  
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad