Recortes en las universidades

2009: Frí­o en el campus

Ahora llega la crisis. Todo capital superfluo que no vaya destinado a proyectos eminentemente productivos a corto o medio plazo ha de ser recortado. Todo gasto prescindible ha de ser anulado

0
0 votos
16-01-2009
Publicidad
La menor subida presupuestaria para la universidad de todos los años de Zapatero se une a los recortes ya anunciados en I+D. La Universidad Complutense de Madrid paraliza las convocatorias de empleo y revisa contratos comprometidos. La Universidad Politécnica de Valencia crece sólo un 0.8% y recorta gastos generales. Las catalanas -por su parte- vaticinan un 2009 de "austeridad" y recortan partidas de "funcionamiento". La menor subida presupuestaria para la universidad de todos los años de Zapatero se une a los recortes ya anunciados en I+D. La Universidad Complutense de Madrid paraliza las convocatorias de empleo y revisa contratos comprometidos. La Universidad Politécnica de Valencia crece sólo un 0.8% y recorta gastos generales. Las catalanas -por su parte- vaticinan un 2009 de "austeridad" y recortan partidas de "funcionamiento".
La etapa de “bonanza” que nuestro país ha atravesado, durante los últimos años, ha alcanzado relativamente a la universidad. Hemos visto nuevos campus abrirse en todo nuestro territorio. Por primera vez en muchos años -aunque de forma muy insuficiente sobretodo si se compara con otras economías occidentales- se han desarrollado importantes proyectos de investigación en unas universidades históricamente desvinculadas de un tejido industrial el continua descomposición.
 
Pues bien. Ahora llega la crisis.
Todo capital superfluo que no vaya destinado a proyectos eminentemente productivos a corto o medio plazo ha de ser recortado. Todo gasto prescindible ha de ser anulado.
 
El Ministerio de Ciencia e Innovación sufre el mayor recorte (5.1%). El presupuesto de I+D del estado subirá en 2009 sólo un 6.7% frente a las previsiones anunciadas (25%). El gobierno ha paralizado dos grandes programas de ayuda I+D como eran Consolider y Cénit. La investigación sanitaria pasa de un crecimiento del 25% en 2008 a un crecimiento prácticamente nulo en 2009.
 
Pero el gasto educativo es fundamentalmente autonómico y ahí es donde “cada palo aguanta su vela”. La Comunidad de Madrid recorta su presupuesto en 83,2 millones de euros. De los cuales 32,1 se adeudan a la universidad. Pero el panorama no es mucho más alentador en otras comunidades autónomas. La Politécnica de Valencia reduce en un 10% sus gastos de funcionamiento y en Cataluña las universidades van a tener presupuestos de contención para 2009 y congelarán la contratación.
 
En un país donde la universidad es un gasto -por no decir un derroche- (y no una inversión rentable) el estado y las autonomías sólo pueden permitirse gastar dinero en educación superior cuando “les sobra”. Lo que está poniendo de manifiesto la crisis financiara no es ni más ni menos que el tipo de modelo universitario que se ha construido en España durante toda la democracia. Una universidad poco productiva, poco competitiva y bastante burocratizada (con honrosas excepciones). Ahora es cuando no hay más remedio que reconocerlo. Simplemente.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad