ETA intenta matar en Hernani

Arreando el árbol

Derrotar en las elecciones a Ibarretxe, enviándole a la oposición y desmantelando el régimen etnicista imperante, será la mejor contribución a la derrota definitiva de ETA

0
0 votos
16-01-2009
Publicidad
ETA ha intentado volver a matar en Hernán. La bomba colocada junto a un repetidor en la localidad guipuzcoana era en realidad una trampa. Dos artefactos explosivos esperaban llevarse la vida de los ertzaintzas que acudieran. Los propósitos macabros de ETA no se han cumplido, pero su naturaleza es matar… Y el único final aceptable llegará de la derrota completa e incondicional del terror. ETA seguirá intentando "arrear el árbol". Mientras otros seguirán pugnando por recoger las nueces. ETA ha intentado volver a matar en Hernán. La bomba colocada junto a un repetidor en la localidad guipuzcoana era en realidad una trampa. Dos artefactos explosivos esperaban llevarse la vida de los ertzaintzas que acudieran. Los propósitos macabros de ETA no se han cumplido, pero su naturaleza es matar… Y el único final aceptable llegará de la derrota completa e incondicional del terror. ETA seguirá intentando "arrear el árbol". Mientras otros seguirán pugnando por recoger las nueces.
Hernani es uno de los feudos del terror. La alcaldesa de ANV, Marian Beitialarringoitia, se ha negado a condenar el atentado. La primera edil de la localidad guipuzcoana arrastra dos causas penales por enaltecimiento del terrorismo. La primera por dedicar a varios etarras calles y plazas del pueblo. Y la segunda por solicitar en un acto público “un chaparrón de aplausos” para Igor Portu y Martín Sarasola, los dos etarras responsables del atentado de Barajas.

Hace sólo un mes, los escuadrones de choque de la kale borroka arrojaron varios cócteles molotov contra la sede del PSE-EE. Era uno más de las múltiples agresiones que sufren en localidades como Hernani quienes no se doblegan ante el totalitarismo étnico.
Porque este, y jamás debe olvidársenos, es el papel que juega ETA: amedrentar –a través de la amenaza, la extorsión o el tiro en la nuca- a quienes defienden la libertad frente al nacionalismo étnico.

En 2008 hemos sufrido 38 atentados de ETA, con cuatro asesinados y 64 heridos. Pero también se han producido hasta 227 acciones violentas de los grupos de acoso del terror contra concejales no nacionalistas o activistas contra el fascismo étnico.

La pervivencia del terror de ETA no está desligada de la existencia de un régimen de terror encabezado por los jelkides etnicistas del PNV. ETA aporta el “trabajo sucio”: “arrear el árbol” para que los Ibarretxe, Arzallus o Eguibar puedan “recoger las nueces” de los frutos políticos.

La última encuesta electoral publicada por el Euskobarómetro muestra hasta donde ha llegado en la sociedad vasca el rechazo al etnicismo. Ofreciendo como resultado un nuevo descenso electoral del PNV de Ibarretxe… y la posibilidad real de que los partidos no nacionalistas alcancen por primera vez la mayoría absoluta.

Derrotar en las elecciones a Ibarretxe, enviándole a la oposición y desmantelando el régimen etnicista imperante, será la mejor contribución a la derrota definitiva de ETA.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad